Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

eDreams lanza un plan de incentivos a largo plazo para directivos con efecto contable estimado de 8,5 millones

eDreams ha anunciado un plan de incentivos a largo plazo para directivos que supondrá un efecto contable estimado de 8,5 millones de euros distribuidos en un periodo de dos años, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El plan, cuyo objetivo es asegurar que se continúe atrayendo y reteniendo a directivos de calidad, así como alinear los intereses de sus directivos y accionistas, se ofrecerá a los directivos actualmente empleados como alternativa al plan existente.
Mientras que el antiguo plan se basa en el precio de la acción como medida del rendimiento, lo que ha demostrado ser "poco apropiado", según la empresa, el nuevo estará basado en el rendimiento operativo y, por tanto, vinculado a unos objetivos financieros y estratégicos "rigurosos".
El efecto contable estimado del plan es de 8,5 millones de euros sin salida de caja distribuidos a lo largo de un periodo de dos años, lo que supone 6,8 millones de euros más que antes del cambio.
El nuevo plan tendrá una duración de dos años y está diseñado para ser adquirido alrededor de la publicación de los resultados financieros, entre noviembre de 2016 y noviembre de 2017.
El plan constituye una parte de la estructura de compensación que incluye, asimismo, un salario base fijo normal y una bonificación anual variable en efectivo que depende de los objetivos para el año, tanto a nivel empresarial como individual.
La dilución total, si se cumplen los objetivos máximos, permanece sin cambios y la liquidación de los derechos sobre acciones representaría el 4,4% del capital social emitido de la empresa. Según ha explicado la compañía al organismo supervisor, se amplía el plazo para la obtención de los derechos un máximo de un año frente a los plazos programados actuales.
El motivo del cambio de plan es contribuir a que los directivos se puedan centrar en alcanzar los objetivos estratégicos y financieros a largo plazo. De acuerdo con la empresa, uno de sus beneficios será generar valor empresarial a largo plazo al simplificar la administración de los intereses de directivos y accionistas, así como la armonización de los mismos.