Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inflación alcanza en marzo la mayor tasa desde diciembre de 2008, el 1,4%

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, y el senador de CiU Jordi Vilajoana, escuchan la intervención del presidente de la comisión de Economía y Hacienda, Antonio Gutiérrez, durante la reunión de presidentes de las Comisiones de Economía y Finanzas de los Parlamentos de los países de la UE que se celebra hoy en Madrid. EFEtelecinco.es
La inflación interanual aumentó seis décimas y se situó en el 1,4% en marzo, la tasa más alta desde diciembre de 2008, como consecuencia del alza de los carburantes, mientras que la evolución mensual reflejó una subida del 0,7%.
La inflación subyacente -que excluye la variación de los precios de los alimentos y la energía- se situó en el 0,2%, una décima superior a la registrada en febrero, con lo que la diferencia con la tasa del IPC general se situó en 1,2 puntos.
Tras conocer estos datos, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, dijo que esta evolución de los precios sigue "la senda correcta", y descartó el riesgo de deflación.
Salgado consideró que la mayor parte del incremento se debió a los productos energéticos y destacó la evolución de la inflación subyacente, que sigue en "niveles moderados".
Los componentes que más influyeron en el aumento de precios mensuales fueron el vestido y el calzado, con una subida del 3,6%; el transporte, con el 1,7%; el ocio y la cultura, el 1,2%, y la vivienda, el 0,4%, mientras que solo bajaron el 0,1% en medicinas.
En cuanto a los grupos que más afectaron en el incremento de la tasa interanual, destaca el transporte, cuyos precios aumentaron el 8,1%, más de dos puntos con respecto a febrero, con lo que se situó en los niveles de agosto de 2008.
Este aumento se explica, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), por la subida del precio de los carburantes en marzo de este año, ya que el barril de Brent costaba 80,07 dólares de media, frente a los 47,42 dólares que costaba de media un año antes.
Por su parte, la tasa interanual del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) subió seis décimas y se situó en el 1,5%, una décima superior a la registrada por el indicador adelantado publicado el pasado 30 de marzo.
En un año, los precios subieron por encima de la media interanual en Cataluña, (1,7%); Cantabria y Madrid (1,6%); Aragón y Castilla y León, Galicia y Baleares (1,5%).
En la media del 1,4% se situaron Asturias y Castilla La Mancha, mientras que los precios subieron por debajo de la media en Extremadura, Murcia y País Vasco (1,3%); la Comunidad Valenciana, La Rioja y Andalucía (1,2%), Navarra (1%) y Canarias (0,5%).
En Ceuta la tasa fue del 1,4 por ciento y en Melilla del 2,2 por ciento.
Desde la oposición, el secretario de Economía del PP, Álvaro Nadal, afirmó que ante la subida de los precios "no puede haber una mayor irresponsabilidad que una subida del IVA".
El secretario de Economía del PP manifestó que estos datos están haciendo que España "esté entrando en el peor de los mundos"
Por parte de la patronal, la CEOE afirmó que los precios "se están conteniendo" por el esfuerzo que hacen las empresas por adecuarse a una demanda interna "muy debilitada".
En cambio, CCOO reclamó a los empresarios que absorban, en la medida de lo posible, el encarecimiento de los precios de la energía, mientras que UGT consideró que, en momentos de alza de precios, es fundamental que aumenten los salarios para estimular el consumo y la inversión, porque es previsible que en el futuro sigan subiendo por el incremento del precio del petróleo.
Además, la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) pidió "prudencia" ante el repunte de la inflación en marzo porque pudo influir el adelanto de la Semana Santa en el aumento del consumo.
Asimismo, las Cámaras de Comercio auguraron "un paulatino pero moderado aumento de los precios de consumo", tanto por el efecto base de los precios de la energía como por una cierta mejoría de la demanda interna.