Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los intentos de fraude del seguro aumentaron un 2,4% en 2013, según ICEA

Los intentos de fraude de seguros aumentaron un 2,4% en 2013, al pasar de 146.792 casos analizados en 2012 a 151.995 casos investigados en el año pasado, según el 'Informe sobre el Fraude al Seguro Español 2013' elaborado por la Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones(ICEA).
El informe pone de manifiesto que esos 151.995 casos habrían tenido un coste para el resto de los asegurados de 573 millones de euros. Sin embargo, la actuación de las aseguradoras en la detección e investigación de los mismos permitió abonar solo 161 millones, que era la cantidad real a la que se tenía derecho, suponiendo un ahorro de casi 412 millones de euros que se habrían pagado indebidamente si no se hubieran detectado y evitado estos intentos de fraude.
Es decir, se ha ahorrado a los asegurados un 72% del importe inicialmente reclamado, lo que se traduce en menos siniestralidad para el conjunto de clientes.
Durante el año pasado se destinaron a combatir el fraude más de 10,5 millones de euros, un 10,1% más que en el año anterior. La combinación de una mayor actuación por parte del seguro ha producido un rendimiento del 39,22%, lo que supone que por cada euro invertido en lucha contra el fraude se consigue evitar pagar 39,22 euros a los defraudadores.
Por tipología de fraude, en el seguro del Automóvil y en los seguros personales, los intentos de estafa más habituales han sido la ocultación del daño o preexistencia del mismo, como intentar asegurar un vehículo después de haber sufrido un accidente.
En la categoría de seguros diversos, donde se encuadran entre otros los multirriesgos, el 27,7% de los intentos de fraude eran siniestros simulados.
En el Concurso Sectorial de Detección de Fraudes se aprecia un incremento del número de intentos de fraude no profesionales, como simulaciones de robo, incendios de negocios, etc. Pese a todos los esfuerzos realizados, continúa habiendo redes delictivas organizadas para delinquir y simular el fraude, especialmente en relación con el seguro de automóvil.
Respecto a las herramientas de investigación, se ha continuado con una utilización masiva de Internet y redes sociales como una de las vías de seguimiento e investigación de los siniestros.
PREMIADOS POR DETECTAR EL FRAUDE
Como cada año, ICEA ha organizado un concurso de investigación del fraude en tres categorías de seguros: automóvil, seguros diversos y seguros personales. El objetivo es reconocer las mejores investigaciones realizadas por los profesionales del seguro para detectar y descubrir los intentos de fraude.
Así, se ha distinguido a Línea Directa en el sector de los automóviles, a AIG en seguros diversos y a FIATC en seguros personales, entre otros.