Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inversión inmobiliaria no residencial en España creció un 39% en 2013

La actividad de inversión inmobiliaria no residencial en España alcanzó un total de 2.896 millones de euros en 2013, cifra que representa un incremento del 39% respecto a 2012, según un análisis llevado a cabo desde el área de Real Estate de Deloitte.
El segmento de 'retail' (centros y locales comerciales) se mantuvo un año más como el más dinámico de los inmuebles no residenciales, con más de la mitad de la inversión (55%) realizada en este tipo de inmuebles.
Concretamente, los centros comerciales fueron el foco de inversión más atractivo, registrando un volumen de inversión de 856 millones de euros, un 135% más que en 2012. El inversor institucional fue el principal protagonista, protagonizando el 36% del volumen transaccional.
Por su parte, la inversión en locales comerciales también creció notablemente al retomarse la actividad de compraventa de sucursales bancarias con contrato de arrendamiento de larga duración. Además, cabe destacar la vuelta de las grandes operaciones de locales exclusivos llevadas a cabo por fondos alemanes como Axa o Deka.
El segmento de oficinas acumuló el 27% del total de la inversión realizada. La inversión inmobiliaria en este sector mostró también una mejora del dinamismo, registrando un total de 27 operaciones, diez más que en 2012.
Destaca en este segmento la variedad de compradores, predominando el inversor institucional, presente en el 70% de las operaciones, junto al que aparecen, aunque en menor medida, los inversores privados (26%) y los usuarios (22%).
Por último, los sectores Hotelero y Logístico registraron volúmenes de inversión de menor consideración, representando el 15% y el 3% del total de la inversión inmobiliaria no residencial. En el segundo caso se registraron siete operaciones por un valor total de 90 millones de euros, mientras que para hoteles se produjeron diez operaciones por valor de 420 millones.
Desde el punto de vista inversor, el segmento logístico destacó por la presencia del inversor oportunista (78% del volumen transaccional) y en el segmento hotelero predominó el inversor Value Added.