Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jóvenes españoles que se hacen autónomos crecen a un ritmo 17 veces superior a la media europea

El número de jóvenes españoles menores de 30 años que optan por el autoempleo creció casi un 5,6% entre enero y septiembre de 2013, porcentaje casi 17 veces superior al aumento experimentado en el conjunto de la UE en el mismo periodo, que fue del 0,33%, según un informe difundido este lunes por la organización de autónomos UPTA a partir de datos de Eurostat.
El comportamiento de los jóvenes autónomos españoles también fue más positivo en el tercer trimestre del año pasado respecto al trimestre anterior, con un crecimiento del 0,93% frente al 0,87% del promedio de la UE.
El porcentaje de trabajadores autónomos jóvenes respecto al total de jóvenes empleados alcanzaba en España a cierre del pasado mes de septiembre el 6,3%, por encima de la media comunitaria del 5,4%, y el séptimo más elevado de los países de la UE.
"Esto también demuestra que dentro de las enormes dificultades de incorporar a los jóvenes al mercado de trabajo, en España la vía del autoempleo está por encima de muchos otros países comunitarios", ha subrayado el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna.
Asimismo, España es el séptimo país europeo en número absoluto de trabajadores autónomos menores de 30 años sin asalariados a su cargo, con 151.200, por detrás de Reino Unido (432.500), Italia (358.400), Polonia (221.400), Alemania (180.900), Rumanía (177.800) y Francia (170.000). En total, en la Unión Europea de los 27, los jóvenes autónomos sin asalariados alcanzan los 2.244.100 trabajadores.
Para UPTA, los datos de España evidencian la "eficacia" de las últimas medidas adoptadas en materia de fomento del autoempleo juvenil, como la bonificación de cuotas a la Seguridad Social y la posibilidad de capitalizar la prestación por desempleo en un pago único del 100%.