Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 1 de mayo más importante desde la crisis del año 93

Los sindicatos quieren que el Día Internacional del Trabajo se convierta en un clamor contra la crisis y esperan una participación masiva de los trabajadores, no sólo para exigir más protección ante la situación económica, también para decir no a algunos planteamientos que está realizando la patronal y que, según los sindicatos, agravarían la destrucción de empleo y traerían más precariedad al mercado laboral. 
CC.OO. y UGT han llegado a calificar esta jornada como la más importante desde la crisis de 1993. Ambas organizaciones han convocado más de 70 manifestaciones conjuntas en toda España bajo el lema 'Frente a la crisis: empleo, inversión pública y protección social'. Quieren dejar claro que la actual coyuntura económica exige el relanzamiento del empleo, una mayor protección a los trabajadores y más políticas por parte de las administraciones públicas.
Las pensiones y el paro
Este 1¦ se mayo no se celebra en el mejor momento del diálogo social. También viene precedido de una fuerte polémica en materia de pensiones que se inició con unas declaraciones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, sobre la posibilidad de que el sistema entre en déficit este año y la necesidad de hacer reformas para garantizar el futuro de las pensiones.
Además, con más 800.000 nuevos desempleados entre enero y marzo, el paro ha llegado a una tasa de desempleo superior al 17% y la temida cifra de 4 millones de parados. En una entrevista en La Vanguardia, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que hace unas semanas negó que el paro fuera a llegar a esta cifra, ahora ha reconocido que no se atreve a "hacer pronósticos".
"Si sólo dependiera de nosotros, de la economía española, podríamos ajustar más las previsiones, pero no es el caso", apunta Corbacho. No obstante, sí afirma que "el próximo trimestre no va a ser tan duro".

El ministro ha subrayado que "el anterior equipo económico del Gobierno elaboró un cuadro macroeconómico en el que todos confiábamos, pero desgraciadamente no se ha cumplido".
Los líderes
La manifestación central de este 1¦ de mayo, la de Madrid, cuenta con la presencia de los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez. El primero ha advertido de que las movilizaciones pasarán "a otra dimensión" si el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no explica en el debate sobre el estado de la Nación, el próximo día 12, para qué cambió a varios miembros de su Ejecutivo y no expone nuevas propuestas. 
"Si a alguien se le ocurriese iniciar otro camino, de reformar el marco de relaciones laborales, que supondría un viaje sin retorno para el diálogo social, o de deteriorar el sistema de protección social, esto que hoy es una manifestación tendrá que pasar a otra dimensión", declarado Toxo al inicio de la marcha.
En las misma linea se mantiene las palabras del secretario general de UGT que ha advertido al Parlamento de que si "sacan las castañas del fuego" a la CEOE y aprueban su propuesta de abaratar el despido, se producirá "un enfrentamiento indeseable" con el movimiento sindical.
También el secretario general de IU, Cayo Lara, ha planteado una "gran movilización o paralización de un día" para exigir al Gobierno que cambie la política económica y atienda a las necesidades "más urgentes" de los trabajadores.