Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La migración del mercado de valores español a la plataforma europea T2S se completará el 17 de septiembre

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España han reafirmado su compromiso de que el proceso de migración del mercado de valores español, Iberclear, a la plataforma europea Target2-Securities (T2S) se complete el fin de semana del 15 al 17 de septiembre, como está previsto.
La plataforma T2S, desarrollada y gestionada por el Eurosistema, provee servicios de liquidación a los depositarios centrales de valores adheridos y en la actualidad liquida las operaciones de valores en euros de 18 depositarios centrales de valores, que representan 16 mercados europeos. El español es uno de los últimos pendientes de incorporación.
En el marco de la incorporación a T2S de Iberclear, con anterioridad a la migración se publicará una modificación del Real Decreto 878/2015, relativo, entre otros aspectos, a la compensación, liquidación y registro de valores.
Debido a que la antelación en la publicación del Real Decreto con respecto a la fecha de migración va a ser menor que la inicialmente prevista, Iberclear ha publicado este jueves un plan de acción en relación con el nuevo sistema, que incluye la puesta a disposición de las partes involucradas (es decir, el depositario central de valores y el resto de infraestructuras, entidades participantes y sus clientes) de los borradores de reglamento y circulares con el objetivo de que puedan completar las decisiones y actuaciones relacionadas con la migración.
La CNMV y el Banco de España revisarán en los primeros diez días de agosto los cambios en el reglamento de Iberclear y las circulares que deben modificarse para la migración.
Así, ambas instituciones se proponen realizar "cuantas actuaciones sean necesarias" para que se cumpla el calendario previsto, incluido otorgar las autorizaciones precisas una vez que el Real Decreto sea aprobado.