Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Economía chileno destaca que Chile es un país "sin deuda pública" que "mira a largo plazo"

El ministro de Economía chileno, Luis Felipe Céspedes, ha destacado este miércoles en Madrid que Chile es un país que ha conseguido un crecimiento sólido "sin deuda pública" y que "mira a largo plazo" a la hora de adoptar medidas económicas.
Céspedes, que ha estado acompañado de la ministra de Minería chilena, Aurora Williams, y del ministro chileno de Obras Públicas, Alberto Undurraga, ha señalado que Chile ha tenido "un progreso significativo de manera sólida los últimos 25 años", en el encuentro empresarial 'Las pymes, motor de las relaciones entre Chile y España' celebrado este miércoles en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).
Los secretos de este crecimiento han sido "la estabilidad macroeconómica, una inflación baja y estable, capacidad de medidas contracíclicas y una política fiscal pasada en principios de largo plazo".
Chile "es un país que no tiene deudas" debido a que entre 2004 y 2008 se acumularon 25 puntos del PIB de superávit fiscal que permiten que el país "pueda enfrentar épocas recesivas de otra manera", ha afirmado.
LA REFORMA EDUCACIONAL, CLAVE EN LA ECONOMÍA
En este sentido, el ministro ha destacado que Chile es un país que "mira a largo plazo" y que por ello una de las transformaciones más relevantes es la reforma educacional del Gobierno de Michelle Bachelet que pretende generar "oportunidades", pero que también "es importante para la economía" porque un crecimiento sostenido implica "plantearse el desafío del capital humano".
"Chile mira a largo plazo, tiene instituciones sólidas y sentar las bases de la educación creo que dice mucho sobre un Gobierno. Otros países no enfrentan estos problemas y son cortoplacistas. Ya sabemos como esto termina", ha indicado el ministro.
Sin embargo, el país, según Céspedes, se enfrenta al desafío de "agregar conocimiento a los bienes que produce" y para ello necesita de la colaboración extranjera en aspectos como el capital humano, la infraestructura y la innovación.
Por otra parte, la ministra de Minería ha recordado que Chile cuenta con el 28 por ciento de las reservas mundiales de cobre y el 20 por ciento de las reservas de litio. Las minas chilenas, aunque tienen el desafío de encontrarse a más de 2.000 metros de altura, se encuentran muy cerca de la costa, por la geografía angosta del país.
El sector de la minería, motor económico esencial del país, cuenta con unos 22.000 trabajadores, pero necesitaría unos 33.000. "Hay una brecha que hay que solucionar", ha apuntado la ministra.
Por último, el titular de Obras Públicas ha destacado los esfuerzos del Gobierno con la 'Agenda de Infraestructura, Desarrollo e Inclusión 3030' para reducir la desigualdad a través de la construcción de infraestructuras en todo el país.