Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de la mitad de los usuarios de telefonía fija y móvil son "infieles" a su operador

Más de la mitad de los usuarios de telefonía móvil (52,66%) y de telefonía fija (54,47%) ha cambiado de operador de telecomunicaciones, según una encuesta de la firma especializada en servicios de información y análisis Axesor Marketing Intelligence.
En concreto, mientras que en la edición anterior un 47,44% había cambiado de compañía de telefonía fija, en el estudio de 2013 este porcentaje aumenta hasta el 54,47%. Asimismo, este año un 52,66% reconoce haber cambiado de operador móvil, frente al 45,52% del estudio anterior.
En cuanto a los servicios de Internet de banda ancha fija un 48,89% (frente al 43,33% de 2012) de los usuarios asegura haber cambiado de compañía, mientras que en Internet con módem (USB) este porcentaje es de un 31,52% (frente al 26,23%).
De todos los servicios de telecomunicaciones que tienen contratados los consumidores, la telefonía móvil es, "de largo", la más habitual, según Axesor. Así, el 93,38% de los entrevistados tiene contratados servicios de telefonía móvil, un incremento de 2,4 puntos porcentuales respecto a 2012.
El segundo lugar lo ocupa la telefonía fija, contratada por un 86,57% de los usuarios y en tercer término, los servicios de Internet de banda ancha, un 71,52%.
En los tres casos se observan incrementos respecto a 2012, en contraste con lo que ocurre con la televisión de pago, que cae del 22,27% al 20,76% y los servicios de Internet mediante módems con conexión USB, cuyo uso se va a haciendo progresivamente más minoritario, pasando del 13,27% al 11,38%.
Axesor ha dividido la encuesta por cinco tramos de edad y ha observado que en todos los rangos se dan estadísticas parecidas, si bien los más activos a la hora de sustituir el proveedor de teléfono fijo y de Internet son los consumidores comprendidos entre los 41 y los 50 años, en el caso de la telefonía móvil los usuarios que más cambian de operador se encuentran en el tramo de entre los 31 y los 40 años.