Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Millón y medio de hogares con todos sus miembros en paro

Los hogares con todos sus miembros en paro aumentaron en 57.700 en el tercer trimestre de 2011, un 4,2% más respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.425.200. Hoy se han conocido los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el paro del último trimestre del año. El número total de parados aumentó en 144.700 personas entre julio y agosto. En el último año, los hogares en los que todos sus miembros están en el desempleo se ha incrementado en 132.900, un 10,3% más.

Si en España el número total de parados casi llega a los cinco millones, el número de familias con todos sus miembros sin trabajo también aumenta de forma preocupante. Los hogares con todos sus miembros en paro aumentaron en 57.700 en el tercer trimestre, un 4,2% más respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.425.200. En el último año, los hogares en los que todos sus miembros están en el desempleo se han incrementado en 132.900, un 10,3% más.
Al mismo tiempo, los hogares con todos sus miembros ocupados se redujeron en 102.700 en el trimestre (-1,1%) y descendieron en 201.700 en un año (-2,1%). Al terminar septiembre, los hogares con todos sus miembros trabajando sumaban 9.058.300 hogares.
En general, la tasa de paro del 21,52% alcanzada al cierre del tercer trimestre de 2011 es seis décimas superior a la del segundo trimestre del año, cuando la tasa de desempleo se situó en el 20,89%. España no alcanzaba una tasa de paro tan elevada desde el cuarto trimestre de 1996, cuando ésta se situó en el 21,60%. En total en España hay 4.978.300 personas sin empleo.
En el último año, el número de parados se ha incrementado en 403.600 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 8,8%%, mientras que los empleos destruidos en este periodo suman 390.500 (-2,1%).
Entre julio y septiembre, el número de asalariados se redujo en 113.100 trabajadores (-0,7%), todos ellos con contrato indefinido, ya que los temporales subieron en 47.600 personas