Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La perspectiva para las empresas en 2016 es "incierta" por la incertidumbre política, según CRIF

La perspectiva para ciertos sectores y compañías españolas es "incierta" dada la actual incertidumbre política, así como a consecuencia de la situación de Abengoa, según un documento de CRIF Rating Agency difundido por Informa.
En concreto, las dos cuestiones que afectan al porvenir político actual en España son la ausencia de un pacto para la formación del Gobierno y la "amenaza secesionista" en Cataluña, según la agencia, para la que estos factores "claramente" plantean riesgos políticos con consecuencias "impredecibles" para las empresas españolas.
En opinión de la agencia, estos dos factores pueden conllevar un menor apetito inversor que puede desembocar en un mayor coste de financiación y una mayor incertidumbre en sectores regulados, como las 'utilities', ciertas infraestructuras y las entidades financieras.
Esto puede afectar al desarrollo de los planes de inversión para empresas reguladas, dado que los inversores tienden a demandar estabilidad y claridad en los marcos regulatorios a la hora de analizar sus decisiones financieras, según la agencia.
El actual escenario de tipos de interés muy bajos compensa la prima de riesgo pedida por los inversores a día de hoy, pero el riesgo de una confrontación prolongada entre los gobiernos central y regional, unido a una potencial subida de los tipos de interés, podría tener un efecto "negativo", especialmente para las compañías que tengan que afrontar refinanciaciones de deuda significativas en los próximos 12 a 18 meses, de acuerdo con CRIF.
Además, las compañías con una baja diversificación geográfica pueden también sufrir en mayor medida las consecuencias imprevistas de la situación política en España.
Las consecuencias del "evento negativo de Abengoa" pueden ser otro factor de preocupación para aquellas empresas con un elevado endeudamiento y que tengan que afrontar a una refinanciación de su deuda en el corto plazo.
Según la agencia, mantener líneas de circulante es un factor fundamental para empresas constructoras, dada su exposición a la volatilidad del capital circulante durante el año.
La mayor parte de este tipo de financiación es ofrecida por los bancos, que probablemente decidirán restringir y endurecer el acceso a estas líneas como resultado del preconcurso de Abengoa. CRIF señala que la deuda a largo plazo también va a sufrir un impacto, ya que la cotización de los bonos de algunas compañías (como Isolux o Aldesa) se ha visto afectada durante los últimos doce meses a raíz de la volatilidad continua de la compañía sevillana en los mercados de capital.
Por su parte, el precio del petróleo continúa disminuyendo, lo cual es un factor "positivo" que está teniendo un impacto positivo en sectores importantes como el turismo y el transporte aéreo, según CRIF. Este factor, junto a la debilidad del euro, continúa actuando como catalizador para la mejora de los márgenes operativos y el crecimiento de la actividad para algunos sectores vitales, como el turismo y el transporte aéreo.