Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prestación por baja temporal para el tiempo parcial se calculará según la duración del último contrato

La prestación por incapacidad temporal (IT) en el caso de contratos a tiempo parcial se calculará según la duración del último contrato y, en todo caso, de un periodo máximo de tres meses aplicando el principio de proporcionalidad, de modo que la gestión de este tipo de bajas sea más sencilla.
Así consta en una de las enmiendas parciales que el PP ha registrado en el Congreso al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 y que recoge Europa Press.
Dicha enmienda modifica el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social en lo relativo a las bases reguladoras de las prestaciones a las que tienen derecho los trabajadores a tiempo parcial, concretamente en relación con las prestaciones por incapacidad temporal.
En esos casos, la base reguladora diaria será el resultado de dividir la suma de las bases de cotización a tiempo parcial acreditadas desde el comienzo del contrato, con un máximo de tres meses inmediatamente anteriores a la baja, entre los días naturales comprendidos en el periodo de IT.
SISTEMA "MUY COMPLEJO"
Y es que el actual sistema de cálculo de esta prestación para los contratados a tiempo parcial es "muy complejo", ya que se realiza en función del número de días en los que esté vigente la relación laboral y se mantenga la actividad, divididos por el número de jornadas cotizadas en los tres últimos meses, lo que obliga a acudir al contrato.
Por eso, los 'populares' pretenden "simplificar" la gestión de la IT en el marco de la reforma del sistema de liquidación de cuotas de la Seguridad Social que se está tramitando actualmente en el Congreso, y que será aprobado el próximo miércoles.
Así, para los contratos a tiempo parcial se propone una fórmula más sencilla que permite a las empresas y a las entidades gestoras o colaboradoras de la Seguridad Social liquidar directamente el importe de la prestación a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) que debe descontarse el empresario de los boletines de cotización.
"De no habilitarse esta fórmula de cálculo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) sólo podría comunicar a la Tesorería el comienzo y el final de la baja temporal, pero no podría hallar el importe (de la prestación) de forma automática", explican los 'populares', que señalan además que el nuevo método facilitará el control de estas cuantías, tal y como había recomendado el Tribunal de Cuentas en un informe reciente.
Con el nuevo sistema, el INSS determinará la cuantía a descontarse por parte de la empresa, algo "totalmente necesario para la automatización" de la gestión de las bajas temporales, sobre todo en un contexto de incremento de este tipo de contratación.