Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La previsión de exportación de las empresas alcanza máximos desde 2011

La previsión de exportación de las empresas españolas ha alcanzado máximos desde el año 2011, después de que el Indicador Sintético de Actividad Exportadora (ISAE) se situara en el último trimestre de 2013 en 17,2 puntos, tal y como revela la Encuesta de Coyuntura de la Exportación elaborada por el Ministerio de Economía y Competitividad.
El aumento del valor del ISAE se debió tanto a los datos en las expectativas a tres y doce meses respecto al trimestre anterior, como a la mejora de la opinión del comportamiento de la cartera de pedidos, ya que ha aumentado el porcentaje de empresas que considera que su cartera ha evolucionado al alza.
Todos los sectores contribuyeron positivamente al cálculo del ISAE. En concreto, destaca el abandono de valores negativos de los sectores de productos energéticos, del sector del automóvil y de los bienes de consumo duradero. El mayor descenso se produce en el sector de las manufacturas de consumo.
Por tamaño de exportación, las empresas de todos los volúmenes muestran una opinión favorable respecto a la actividad exportadora, ya que todas presentan valores positivos en este trimestre. Destacan, sobre todo, los valores positivos de las empresas que exportan entre 3 y 15 millones y más de 15 millones de euros.
Por su parte, la percepción de la cartera de pedidos también ha mejorado respecto al trimestre anterior. Así, el porcentaje de empresas que declara que su cartera de pedidos ha evolucionado al alza es superior al porcentaje de las que consideran que ha evolucionado a la baja.
En concreto, el porcentaje de empresas con una cartera de pedidos al alza ha aumentado 5,49 puntos y se sitúa en el 29,1%, mientras que el porcentaje de empresas exportadoras que considera que la evolución de la cartera de pedidos fue a la baja disminuyó 3,31 puntos con respecto al trimestre anterior, situándose en el 21,1%. En cualquier caso, la mayoría de las empresas consultadas, el 49%, la ha mantenido estable.
Además, las empresas presentan una percepción positiva acerca de la evolución de la cartera de pedidos a tres y doce meses, fundamentalmente en lo que respecta a las expectativas a largo plazo. Esta percepción es más optimista que la registrada en el trimestre anterior en el caso de las expectativas a corto plazo.
En cambio, el porcentaje de empresas que considera que los precios de exportación evolucionarán al alza pierde un punto, situándose en el 9,8% de las empresas encuestadas. Sólo aumenta medio punto el porcentaje de empresas que cree que los precios de exportación se han mantenido estables, hasta llegar al 68,6%. Las empresas que opinan que los precios evolucionaron a la baja presenta prácticamente el mismo (20,2%).
De otro lado, el porcentaje de empresas que considera que ha aumentado su margen de exportación es del 6,1%, lo que supone un aumento de 1,2 puntos respecto al tercer trimestre de 2013, mientras que el porcentaje de empresas que cree que se ha reducido su margen se sitúa en un 27,6%, lo que supone 0,2 puntos más que en el tercer trimestre de 2013. Aún así, la mayoría de las empresas cree que su margen se mantuvo estable en el cuarto trimestre.
LA DEMANDA EXTERNA, FACTOR POSITIVO PARA LAS EXPORTACIONES
El factor que, según las empresas exportadoras consultadas, tiene una mayor incidencia positiva en la actividad exportadora es la evolución de la demanda externa, con un aumento de 1,5 puntos respecto al tercer trimestre, citado por el 45,6% de las empresas exportadoras consultadas. En menor medida, también influye positivamente la competencia en calidad, que gana 1,3 puntos con respecto al trimestre anterior, para el 24,2% de las empresas.
Por el contrario, los factores que se han considerado como más importantes en cuanto a sus efectos negativos en la exportación han sido la competencia en precios, para el 60,8% de las empresas encuestadas (aumenta 2,2 puntos respecto al pasado trimestre), y el precio de las materias primas (con 2,3 puntos menos que en el anterior trimestre), para el 55,9%.
Por destino, en el cuarto trimestre mejoró la opinión de las empresas sobre la evolución de su cartera de pedidos hacia todos los destinos. Sin embargo, opinan que la evolución de la cartera de pedidos ha sido especialmente favorable para los destinos de América del Norte, resto de Europa y América Latina.