Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La remuneración del presidente de BBVA sube un 2,3% en 2015, hasta los 5,6 millones

La remuneración total del presidente de BBVA, Francisco González, correspondiente a 2015 ascendió a 5,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,3% respecto al ejercicio precedente. Su retribución fija volvió a 'congelarse', mientras que la mitad del 'bonus' generado el pasado año no la cobrará hasta 2019.
Según la información distribuida por el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el presidente de BBVA percibió en efectivo un total de 3,8 millones en concepto de retribución fija (1,97 millones) y variable en metálico generada en otros ejercicios. De esta cantidad, 800.000 euros se correspondieron al 50% de la retribución variable en efectivo de 2014 y 1 millón equivalente a la suma de los tercios diferidos de retribuciones variables de ejercicios anteriores, en efectivo, y las actualizaciones correspondientes).
Además, recibió 1,8 millones correspondientes al 'bonus' que se entregará en acciones. En concreto, el presidente de BBVA recibió 112.174 acciones como retribución variable en acciones de 2014 y 152.546 acciones equivalentes a la suma de los tercios diferidos de retribuciones variables de otros años.
La entidad ha aclarado que el sueldo variable diferido además está sujeto a indicadores a largo plazo que pueden reducirlo, nunca incrementarlo, y ha recordado que existen 'cláusulas malus' que podrían limitar o impedir el cobro.
Por su parte, la remuneración total correspondiente al consejero delegado, Carlos Torres Vila, quien ocupa el cargo desde el 4 de mayo de 2015, ascendió a 3,8 millones.
La retribución total satisfecha a Torres, incluyendo su anterior puesto como director de banca digital, fue de 2 millones (1,6 millones corresponden a retribución fija de 2015, 0,27 millones al 50% de la retribución variable en efectivo de 2014 y 0,24 millones de euros a los criterios de tercios diferidos correspondientes a años anteriores).
Además, Torres percibió 71.497 acciones de BBVA, de las cuales 35.298 corresponden a la retribución variable de 2014 y 36.199 acciones equivalentes a la suma de los tercios diferidos de retribuciones variables de ejercicios anteriores.
RETRIBUCIÓN DIFERIDA.
La retribución variable anual, en efectivo y en acciones, la percibirán en ambos casos según las condiciones del sistema de liquidación y pago del banco. Según este método, la retribución variable anual se pagará a partes iguales en efectivo y en acciones, mientras que el pago del 50% del total de la retribución variable anual se diferirá en el tiempo durante un período de tres años siguientes a su liquidación, y su devengo y pago quedará sujeto al cumplimiento de indicadores de evaluación plurianual a lo largo del periodo de diferimiento, que podrán reducir la cantidad diferida, pudiendo inclusive llegar a ser cero.
Por otra parte, las acciones entregadas serán indisponibles durante seis meses desde el momento de su entrega y el abono de la retribución variable diferida queda además sujeta a 'cláusulas malus'. De esta forma, durante 2016 sólo percibirán el 50% de la retribución variable anual (en efectivo y en acciones) antes indicada correspondiente al ejercicio 2015. El otro 50% de la retribución variable anual del 2015 quedará diferido hasta el 2019.
BBVA ha obtenido un beneficio atribuido de 2.642 millones de euros en 2015, lo que supone un ligero aumento respecto al ejercicio precedente (+0,9%), tras vender el 6,34% del chino CNCB y la participación total en CIFH, filial no cotizada de CNCB.
La entidad ha explicado que este resultado se debe también al impacto del fondo de comercio negativo por la incorporación de Catalunya Banc (CX) y el efecto (tras el cierre de la compra de un 14,89% adicional en Garanti) de la puesta a valor razonable de la participación inicial del 25,01% que BBVA ya poseía en este banco turco.