Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El representante de Francia en el BCE, partidario de que la política fiscal "complemente" a la monetaria

El representante francés en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), Benoit Coeuré, ha defendido la necesidad de que la política fiscal de la eurozona "respalde y complemente" a la monetaria y ha instado a adoptar un "compromiso creíble" en este sentido.
En un discurso realizado en Fráncfort, Coeuré ha abordado la creación de instituciones fiscales "independientes" en la eurozona, que en su opinión "jugarían un importante papel al superar los problemas de compromiso" que hacen que los gobiernos eviten adoptar políticas fiscales de forma "consistente en el tiempo".
"La política fiscal permanece como la prerrogativa innata de los gobiernos democráticamente electos", ha asegurado Coeuré. Por ello, ha insistido en la necesidad de "adoptar un compromiso creíble en políticas fiscales orientadas hacia la estabilidad".
"Es una condición necesaria para la política fiscal que apoye y complemente la política monetaria del BCE", ha subrayado Coeuré, que ha defendido que esta medida "impulsaría la vuelta al crecimiento de la eurozona y respaldaría el objetivo del BCE hacia la estabilidad de precios a medio plazo".
En este sentido, Coeuré ha afirmado que la crisis puso de manifiesto las "imperfecciones" en la configuración de las políticas económicas y fiscales y ha destacado que durante los últimos seis años se han llevado a cabo "numerosas iniciativas" para "repensar" el marco de gobernanza tanto fiscal como económica.
"La realidad política es que no hay apetito hacia un movimiento de Estados Unidos de Europa", ha reconocido Coeuré, que sin embargo ha recordado que hay un entendimiento "común" entre los miembros de ala eurozona de la necesidad de una "mayor integración" en sus políticas fiscales y económicas.
El banquero francés ha reconocido que la política fiscal debe reflejar las preferencias políticas "nacionales", mientras que los bancos centrales son "independientes" y tienen como único objetivo la estabilidad de precios.
Sin embargo, Coeuré ha recordado que se han realizado varias propuestas que defienden la creación de "agencias fiscales independientes" con un mandato "limitado y claramente definido" en el que se incluiría la adopción de decisiones hacia el equilibrio fiscal, mientras que el sistema político decidiría sobre "impuestos y gastos".