Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ritmo de venta de viviendas de segunda mano cae a su nivel más bajo en 12 años

El ritmo de venta de viviendas de segunda mano registrado en Estados Unidos el pasado enero fue el más bajo de los últimos doce años, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios, que calcula que los precios han caído casi un 15% en un año.
Esa agrupación difundió hoy datos que reflejan que de haberse mantenido durante doce meses seguidos el ritmo de ventas registrado en enero, en EE.UU. se habrían vendido 4,49 millones de viviendas de segunda mano en un año.
Esa cifra es un 5,3% inferior a la obtenida al realizar ese mismo cálculo sobre los datos de diciembre (4,91 millones de viviendas) y un 8,6% más baja que la registrada para enero de 2008. Además, queda por debajo de lo que preveían los analistas.
"Dadas las discusiones que tuvieron lugar en enero sobre el plan de estímulo económico, muchos compradores potenciales de viviendas decidieron esperar a conocer con más claridad y certeza la naturaleza de las ayudas previstas para el sector inmobiliario", aseguró el responsable económico de la agrupación, Lawrence Yun, para explicar esos descensos.
Cerca del 45% de las viviendas de segunda mano que se vendieron en enero eran propiedad de personas que tenían problemas para pagar sus letras y para evitar la ejecución de sus hipotecas.
En cuanto al precio de las operaciones, la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios detalló que las compras se hicieron por un coste medio de 170.300 dólares, el más bajo en cerca de seis años.
Ese precio es un 14,8% inferior al de hace un año, lo que supone el segundo mayor descenso anual.
En opinión de Yun, las ayudas previstas por Washington para los compradores de viviendas y para estabilizar los tipos de interés aplicados a las hipotecas podrían incrementar en torno a 900.000 el número de viviendas que finalmente se venderán durante todo 2009.
En 2008 el número total de viviendas de segunda mano vendidas en Estados Unidos fue de 4,9 millones, frente a los 5,6 millones de 2007.
Según los cálculos de la organización, en EE.UU. hay cerca de 3,6 millones de casas de segunda mano pendientes de venderse y, de ellas, unas 900.000 (el 25%) se corresponden con "viviendas con estrecheces", término utilizado para incluir a todas las que se encuentran en alguna fase del proceso de ejecución hipotecaria.