Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Por un euro, sírvase usted mismo un litro de leche recién ordeñada

Una explotación ganadera de Cantabria ha puesto hoy en funcionamiento en Solares, por primera vez en la región, una máquina expendedora de leche natural pasteurizada, una iniciativa con la que los ganaderos intentan dar valor añadido a su producto y recuperar el sabor tradicional de la leche. EFEtelecinco.es
El bajo precio que cobran por la leche los ganaderos está llevando a los productores a agudizar su ingenio y crear iniciativas como permitir que el ciudadano pueda servirse él mismo, en la calle, con todos los requisitos sanitarios y al precio de un euro, un litro de este producto recién ordeñado.
La ganadería Purisión, propiedad de José Luis Blanco, que produce con la marca Lechería La Cántara, ha instalado hoy en Solares la primera máquina expendedora de leche de Cantabria, comunidad autónoma que se suma así a una iniciativa puesta ya en marcha en Cataluña, País Vasco y Navarra y que el próximo mes llegará a Galicia.
La máquina, ubicada en el centro urbano de Solares y a la que se sumarán, en un mes, otras dos, permite que sea el propio ciudadano el que se sirva él mismo, por un euro, su litro de leche, aunque también es posible llevarse menos ó más cantidad, ya que se puede pedir desde 10 céntimos hasta dos euros de leche.
El envase puede traerlo cada persona de su casa o comprarlo, por 40 céntimos de euro, en la propia máquina expendedora, donde hay botellas de plástico y cristal de un litro.
Los ciudadanos que hoy se han acercado a Solares han comprobado cómo pueden coger ellos mismos el producto y llevarse a su casa leche natural, entera, pasteurizada y con todas las propiedades que, en la mayoría de los casos, no se mantienen cuando la compran en un tetrabrik.
Además, esta leche está recién ordeñada, por lo que el único "inconveniente" es que debe ser consumida antes de seis o siete días, ya que no ha pasado el proceso de uperización que se utiliza para la leche envasada por las industrias y que alarga el tiempo para el consumo de la leche.
José Luis Blanco y el técnico veterinario con el que trabaja, Francisco Sainz, han llenado esta misma mañana, tras ordeñar a las 65 vacas de su ganadería, los 300 litros que lleva el tanque ubicado en el interior de la máquina expendedora, que, incluso, cuenta con una aplicación informática que avisa al productor de que hay que rellenarlo.
La máquina también dispone de otros sistemas que permiten una limpieza instantánea de la 'ventanita' donde se colocan los envases para servirse la leche y que alertan de que ha habido algún problema y el producto no se mantiene a los dos grados centígrados exigibles para su conservación.
Y esta calidad se mantiene en todo el proceso, desde que el ganadero y su esposa ordeñan las vacas, hasta que pasteurizan la leche a 75 grados (hasta 500 litros por hora) y la almacenan en los tanques que la empresa catalana que fabrica las expendedoras les han facilitado y que son los que después se colocan en las máquinas.
Francisco Sainz ha confiado en que esta inversión, que ha supuesto unos 240.000 euros al productor, permita mejorar la actual situación del sector lácteo, que José Luis Blanco ha reconocido que "no está muy mal, sino mucho peor que mal".
El veterinario ha animado a todos los ganaderos de Cantabria a que se sumen a la iniciativa, faciliten que los ciudadanos cuenten con más máquinas expendedoras de leche y así mejoren su economía, porque, como ha recordado José Luis Blanco, el precio al que las industrias le compran la leche es de 0,23 euros.
"Al ciudadano sí hay que cambiarle un poquito el chip de lo que es la leche del brik a esta leche, porque ésta es leche completamente natural", ha garantizado el propietario de la Lechería La Cántara.
El veterinario ha explicado además que esta leche "está viva y actúa cuando entra en el estómago", es decir, mejora la flora intestinal y, por ello, ha insistido en que el máximo beneficiario de este producto va a ser el ciudadano.
Y ha reiterado su petición para que el resto de ganaderos se sumen a esta iniciativa para vender directamente a los ciudadanos "leche a gran escala y, además, un muy buen producto que es el que hay en Cantabria".

Por Francisco Bustamante y Maru G.Robles