Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los supermercados cifran en 1.000 millones el coste de adaptar equipos de refrigeración a la norma europea

La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) ha cifrado en 1.000 millones el coste de la adaptación de los equipos de refrigeración de sus socios si los plazos que establezca la regulación europea para sustituir los equipos actuales por otros, que emiten gases con un impacto menor en la capa de ozono, no permiten amortizar los refrigeradores actuales.
Además, según ha señalado el director general de Asedas, Ignacio García Margazo, se trata de una tecnología "poco madura, que no se fabrica en España y que no funciona correctamente en los climas más cálidos".
García Margazo ha recordado que el sector ya se ha visto afectado por los nuevos impuestos a los gases fluorados, que han costado a día de hoy en torno a 40 millones de euros, y que tendrán un impacto de hasta 100 millones. Además, las empresas han sufrido la subida de las cotizaciones sociales, cuyo coste han cifrado en 9 millones, así como las subidas en la factura eléctrica, con un impacto desde 2008 de 150 millones de euros.
Por ello, ha resaltado la necesidad de defender los intereses del sector, ya que, según ha señalado, "España tiene un peso inferior en la UE al que le correspondería por tamaño económico". Para destacar la importancia que tienen las reformas que se discuten en Bruselas, García Margazo ha afirmado que con la reforma que afecta a las comisiones de las tarjetas de crédito y débito, que obligará a los emisores de tarjetas a reducir sus tasas de intercambio, las empresas que conforman Asedas se ahorrarán 150 millones de euros.
Con respecto a la situación a nivel nacional, desde Asedas han destacado los problemas que sufrió el sector a raíz de la subida del IVA de septiembre de 2012, y han pedido que se bajen los impuestos "de manera selectiva" para estimular el consumo alimentario, que se encuentra en "una situación de estancamiento".
Según ha señalado el director general, el sector agroalimentario se encuentra en disposición de ayudar a salir de la crisis si se producen los estímulos adecuados y ha recordado que las empresas a las que representa la asociación han mantenido su plantilla desde el inicio de la crisis, mientras se han visto obligados a reducir los márgenes.
Así, ha destacado que los márgenes del sector se han visto reducidos desde 2008, y actualmente se sitúan en el entorno del 0,6%. En este momento, se están produciendo aumentos del consumo alimentarios "muy moderados" y están llegando porque "se partía de una posición muy mala".
En esta línea, García Margazo ha señalado la necesidad de devolver poder adquisitivo a la población y de recuperar la confianza interna "como ya se ha hecho con la exterior".
Mientras, ha calificado como positiva la Ley de Garantía de Unidad de Mercado y ha indicado que es necesario "apurarla" para evitar perder recursos en aplicar la ley.
Asimismo, ha señalado que ahora no es momento de "hacer anuncios, sino de tomar medidas" que reduzcan la fiscalidad, estimulen el consumo y hagan recuperar la confianza, puesto que "España se está jugando la recuperación".
ABRIR FESTIVOS, MÁS COSTES QUE BENEFICIOS
Por otro lado, según ha indicado el representante de Asedas, abrir más festivos tiene más inconvenientes que ventajas, y "no supondría una ayuda para salir de la crisis".
Según García Margazo, abriendo más días festivos se incrementarían más los costes que las ventas, y las plantillas tampoco crecerían. Asimismo, ha señalado que la actual regulación es correcta, ya que "responde a criterios objetivos".
Para el dirigente de la asociación, "el comercio tiene una imagen que no se corresponde con la realidad", ya que es un sector "competitivo, eficiente y diverso". Así, ha recordado que los precios en el sector están siete puntos por debajo de la media europea y ha señalado que algunos debates, como el de los días festivos, "hace que parezca que el sector no funciona y no es así".
Finalmente, ha negado que desde Asedas se rechace la innovación y ha lamentado "que este concepto se vea reducido a los lanzamientos", afirmando que la diversidad de supermercados que hay en España "garantiza que quien quiera pueda innovar".
Asedas representa a día de hoy el 65,2% de la superficie comercial de alimentación, y está formada por Froiz, AhorraMas, Euromadi, Coviran, elarbol, Gadis, Ifa, Dia, Consum, SuperSol, Mercadona, Alimerka, Masymas, Musgrave, Grupo Miquel, Condis, Ashbarea y Uvesco.