Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué son los test de estrés a la banca europea?

BCEtelecinco.es

El mundo económico tiene los ojos fijos en Europa. ¿La razón? El Banco Central Europeo (BCE) publica los resultados de los exámenes a los 130 mayores bancos europeos, entre los que se incluyen 15 entidades españolas.

Aprobar estos 'exámenes' es crucial para la banca europea pero ¿sabes por qué? En este artículo te dejamos las claves.
¿Qué es un test de estrés?
Un test de estrés es una herramienta de supervisión para evaluar la resistencia de los bancos a escenarios económicos adversos.
Se podría hacer una buena analogía con la ingeniería: cuando se construye un puente, tenemos que poner a prueba su capacidad de resistencia a condiciones climáticas severas como cuando llueve fuertemente, cuando los vientos son intensos o, incluso, en caso de terremotos u otras perturbaciones naturales graves (escenario adverso).
Si el puente no resulta ser lo suficientemente fuerte, tenemos que fortalecer sus cimientos, lo que en términos financieros que significará un aumento de capital en los bancos.
¿Cuántos exámenes hay que superar y en qué consisten?
En esta ocasión, los bancos europeos deben superar tres pruebas. Aunque generalmente se hable de 'test de estrés', el Banco Central Europeo realiza una evaluación global de las entidades que consta de tres partes.
La primera consiste en un análisis de la calidad de los activos (AQR). Este es un elemento fundamental de la evaluación global, que tiene como objetivo mejorar la transparencia de los balances de las entidades de crédito significativas, señalar la necesidad de corrección de los balances y restablecer la confianza de los inversores. Sería una foto  fija de los balances a 31 de diciembre de 2013.
Las dos restantes sí se pueden denominar test de estrés. Uno de estos test evalúa cómo responderían los bancos si se cumplen las previsiones actuales sobre la evolución económica. El otro test comprobaría como reaccionarían los bancos ante una caída del producto interior bruto (cierre de empresas, aumento del desempleo, incremento de pagos en los préstamos...), aunque este es poco probable después de la recesión vivida en los últimos años en la zona euro.
¿Por qué necesitamos una prueba de esfuerzo en toda la UE?
El test de estrés europeo sirve como referencia para que las autoridades nacionales pueden basar su evaluación de resistencia de los bancos a shocks pertinentes, con el fin de identificar incertidumbres, así como adoptar medidas de mitigación apropiadas.
El test de estrés también ayuda a fortalecer la disciplina de mercado y a restablecer la confianza en el sector bancario europeo. Esto implica revelar datos coherentes y comparables, que ilustran cómo los balances de los bancos se ven afectados por perturbaciones comunes.
Este ejercicio en toda la Unión Europea no sólo trata de obtener capital, sino también de empujar a los bancos a revisar sus planes de capital. Este esfuerzo contribuye a garantizar que el dinero de los depositantes es seguro y los bancos son capaces de prestar a la economía real, tanto en tiempos económicos buenos como malos.
¿Quién está involucrado en los test de estrés?
Los test de estrés está coordinado por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y llevado a cabo en cooperación con las Autoridades Competentes Nacionales, el Banco Central Europeo (BCE), la Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos (ESRB) y la Comisión Europea (CE).
La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ofrece a las Autoridades Competentes Nacionales las herramientas para llevar a cabo el test, que incluyen una metodología común, así como puntos de referencia para la comparación de los bancos de la Unión Europea.
Los bancos hacen los primeros cálculos y, a continuación, las Autoridades Competentes Nacionales (incluido el BCE para la zona euro) son responsables de verificar la calidad de los datos y decidir sobre las medidas de control apropiadas.
La Autoridad Bancaria Europea (EBA) también actúa como centro de divulgación centralizada para los datos de los test de estrés en todos los bancos de la UE. Arrojando luz sobre el mercado bancario de la UE en su conjunto, mejora la transparencia, fomenta la disciplina de mercado y promueve la estabilidad financiera en la UE.
¿Qué entidades se someten al examen?
Deberán pasar este examen exhaustivo los 130 mayores bancos europeos, incluyendo tres entidades lituanas, país que aún no forma parte de la zona euro, y quince bancos españoles: BBVA, Sabadell, BFA, Popular, Santander, Banco Santander, Bankinter, Ibercaja,La Caixa, Caja Rurales Unidas, Catalunya Banc, Kutxabank, Liberbank, Unicaja y NCG Banco.
¿Cuántos suspenderán?
Entre las entidades españolas examinadas, el consenso de analistas confía en que "no habrá sorpresas negativas" pues, como señala Domingo Mirón, director gerente de servicios financieros de Accenture, los bancos españoles "han estado a la altura del reto", atendiendo los distintos requerimientos de información, cumpliendo unas planificaciones muy exigentes y comunicando continuamente el grado de avance.