Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los trabajadores afectados por un ERE se multiplican por 16

En lo transcurrido de 2009, el número de trabajadores afectado por regulaciones de empleo supera ya en algo más de 30.000 personas a todos los trabajadores que se vieron inmersos en un ERE durante el conjunto de 2008 (148.088). En términos relativos, los datos implican una subida del 1.487,5%. 
A diferencia de meses pasados, donde el sector de la construcción se adjudicó los registros más desfavorables, los trabajadores de la industria, donde se incluye el sector de la automoción, fueron los que se llevaron la peor parte en el primer trimestre, llegando incluso a multiplicarse por 22,5 el volumen de afectados por un ERE en este sector. La mayor parte de los trabajadores de la industria inmersos en regulaciones de empleo fueron objeto de suspensiones temporales, con 134.732 afectados, multiplicando por casi 63 las registradas entre enero y febrero de 2008 (2.147).
En la construcción, los trabajadores afectados por un ERE fueron 4.392 , diez veces más que en el mismo periodo del año pasado, mientras que en los servicios los afectados sumaron 25.254, un 535,8% más. La agricultura, por su lado, también ha experimentado un crecimiento exponencial de los afectados por regulaciones de empleo, pasando de 420 afectados en los tres primeros meses de 2008 a 2.833 en igual periodo de 2009.
Las previsiones del Gobierno
El Gobierno estima que, entre octubre de 2008, mes en el que empezó a repuntar el número de ERE, y diciembre de 2009, un total de 617.600 trabajadores se verán afectados por un expediente de regulación de empleo de suspensión temporal, de los que 247.000 acabarán siendo despedidos.
Los cálculos del Ejecutivo se refieren al periodo octubre 2008-diciembre 2009 porque son precisamente esos 15 meses los que se tendrán en cuenta a efectos de la reposición de prestaciones por desempleo y de la concesión de bonificaciones a las empresas que presenten un ERE de suspensión.
Estas dos iniciativas forman parte del Decreto-Ley de medidas urgentes contra el paro que aprobó el Gobierno sin el acuerdo de los agentes sociales y que el Congreso decidió tramitar como proyecto de ley. El plazo para introducir enmiendas a este texto termina mañana, aunque podría aprobarse una nueva ampliación.  CGS