Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 85% de los trabajadores con estudios universitarios tiene actualmente un empleo, según Randstad

El 85,5% de los profesionales con estudios universitarios está trabajando actualmente en España, según revela el último informe de Randstad Professionals, que pone de manifiesto que Navarra, Euskadi y La Rioja son las regiones donde los profesionales con formación académica superior tienen más posibilidades de acceder al mercado laboral.
Así, el documento subraya que el número de universitarios que encuentra un puesto de trabajo en Navarra o Euskadi alcanza en la actualidad el 90%, mientras que en La Rioja la cifra supera el 89%. En esta línea, las tres regiones registran también las tasas de desempleo más bajas en España --analizando la población activa en general, sin tener en cuenta su formación académica--.
Del mismo modo, la encuesta revela que Madrid, Baleares y Cantabria, junto a Navarra, Euskadi y La Rioja, son las "únicas" comunidades que presentan tasas de desempleo por debajo del 20%.
Los datos empeoran en Canarias, Andalucía y Castilla-La Mancha, donde los universitarios se enfrentan a "mayores dificultades" para encontrar un empleo pues, el porcentaje de trabajadores con formación académica superior alcanza niveles cercanos al 80%, lo que supone que dos de cada diez personas con estudios universitarios o formación similar se encuentran desempleados.
MAYOR DESEMPLEO ENTRE JÓVENES CON ESTUDIOS DE SECUNDARIA
El informe recoge que la situación de desempleo aumenta cuando menos es el nivel de formación académica, tal y como revela también el último informe de la OCDE. En este sentido, Randstad indica que una de cada tres personas con estudios secundarios en España no tiene trabajo.
De este modo, el análisis evidencia una caída de hasta el 66% en el índice de empleabilidad en el caso de los encuestados con estudios de educación primaria o secundaria --19 puntos porcentuales menos que en el caso de los profesionales con formación superior--.
En este punto muestra también variaciones que dependen de la región donde el trabajador desarrolla su actividad. Así, en Andalucía y Canarias la tasa de ocupación no supera el 60% y en Extremadura alcanza el 61,8%. Por su parte, Baleares, La Rioja y Navarra se sitúan a más de 15 puntos porcentuales de distancia de las anteriores, presentando una tasa de ocupación superior al 75% cada una, entre profesionales con estudios inferiores a los universitarios.
A la hora de acceder a un puesto de trabajo el informe muestra que las desigualdades entre hombres y mujeres siguen estando presentes, siendo "más complicado" para ellas encontrar un empleo. De esta forma, revela que la tasa de ocupación a nivel nacional entre los profesionales masculinos con educación superior es del 87,1%, frente al 84,1% entre las mujeres.
Además, la desigualdad entre hombres y mujeres varía según las comunidades autónomas, siendo únicamente Cantabria y Extremadura las que presentan un porcentaje de mujeres empleadas superior al de los hombres.
MENOR TASA DE OCUPACIÓN ENTRE LOS MENORES DE 30 AÑOS
Por último, el informe de Randstad Professional analiza las diferencias en cuanto a la edad de los trabajadores y destaca que la tasa de ocupación entre profesionales con estudios universitarios de mayor edad es superior a la de los jóvenes que presentan las mismas características.
En este sentido, nueve de cada diez mayores de 45 años (un 89,9%) tienen un empleo; descendiendo hasta el 86,4%, para los adultos de entre 30 y 45 años; y hasta el 73,1%, entre los menores de 30 años.
El informe también revela diferencias entre hombres y mujeres, siendo estas últimas las que presentan mayor tasa de ocupación entre las menores de 30 años, suponiendo un 74%, frente al 72%. Entre los 30 y los 45 años las diferencias en tasas de ocupación son más evidentes, con un 88,4% de hombres empleados frente al 84,3% de las mujeres. Por su parte, dentro del colectivo de los mayores de 45, la mujer registra una tasa de ocupación del 89,4% frente al 90,3% en hombres.