Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicepresidente de la Fed considera "difícil" evaluar las consecuencias de la reciente volatilidad

El vicepresidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Stanley Fischer, ha afirmado que es "difícil" evaluar las posibles consecuencias de la reciente volatilidad de los mercados financieros, aunque ha recordado que se han producido "periodos similares" durante los últimos años" sin que hayan dejado huella en la economía.
En un discurso pronunciado en Nueva York, Fischer ha abordado la decisión adoptada en la última reunión del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de la Fed, en la que se decidió mantener los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0,25% y el 0,50%, donde se sitúan desde el pasado mes de diciembre.
Fischer ha reconocido que ha aumentado la "preocupación" sobre la perspectiva económica a nivel mundial, "especialmente ante los ajustes estructurales actuales de China y las consecuencias de las caídas de los precios del petróleo y otras materias primas sobre los países exportadores".
Estos acontecimientos "parecen haber desencadenado en una volatilidad en los mercados financieros", ha indicado el vicepresidente de la Fed, que sin embargo ha afirmado que en este momento "es difícil evaluar las posibles implicaciones de esta volatilidad".
En este sentido, Fischer ha considerado la posibilidad de que pudiese llevar a una ralentización de la economía mundial "que podría afectar al crecimiento e inflación de Estados Unidos". "Pero hemos visto periodos similares de volatilidad en los últimos años que han dejado una huella poco permanente en la economía", ha subrayado.
DESCONOCE QUÉ SUCEDERÁ EN MARZO.
Por otro lado, el vicepresidente de la Fed ha abordado las dudas sobre si la institución decidirá finalmente subir otros 25 puntos básicos los tipos de interés en su reunión de marzo, tal y como esperaba en un principio el mercado.
"Simplemente no lo sabemos", ha asegurado Fischer. "El mundo es un lugar incierto y todos los políticos monetarios pueden estar realmente seguros de que lo que sucederá es a menudo diferente de lo que esperan en la actualidad", ha explicado.
Por ello, Fischer ha indicado que la institución presidida por Janet Yellen ajustará su política de forma "apropiada" dependiendo de los acontecimientos económicos y financieros "para promover mejor unas condiciones coherentes con la obtención de los objetivos de desempleo e inflación".