Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El volumen de la nueva contratación de crédito para vivienda alcanzó en 2015 la cifra más alta desde 2011

La AHE advierte de que podría darse un "eventual déficit de oferta de vivienda nueva vivienda" en el futuro en determinadas localizaciones
El volumen de nueva contratación de crédito para la adquisición de vivienda alcanzó los 35.721 millones de euros a cierre de 2015, un 33% más que el ejercicio anterior, siendo la cifra más alta desde 2011, si bien el crédito en sí cerró con una variación negativa del 4,8%.
Así consta en el Informe económico de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) presentado a su asamblea general, en el que se pone de manifiesto que en 2015 se formalizaron 244.827 hipotecas para la compra de vivienda, un 20% más que el año anterior, con un importe medio de 106.000 euros, datos alejados de los registrados en 2007, cuando el número de nuevas hipotecas contratadas era superior a 1,2 millones.
El saldo vivo del crédito hipotecario gestionado a diciembre de 2015 cayó un 3,9%, hasta los 692.517 millones de euros. Con respecto al mismo dato de 2007, el descenso acumulado del saldo supera los 350.000 millones de euros.
En términos de PIB, el saldo de crédito hipotecario registró un peso del 64% al cierre del año (69% en 2014), mientras que el crédito hipotecario gestionado representa un 60% del crédito al sector privado residente.
El informe destaca que los tipos de interés de nueva contratación de crédito mantienen una tendencia decreciente, siendo el tipo medio ponderado de las nuevas operaciones del 2,24%, un 24% más bajo que en 2014.
Durante el pasado ejercicio aumentó la nueva contratación de crédito para la adquisición de vivienda a tipo fijo, en detrimento de los préstamos a tipo variable. De hecho, cerca del 40% de los nuevos préstamos se contrataron a tipos cuya revisión se produce en un plazo superior a un año.
REACTIVACIÓN INMOBILIARIA
Según el estudio, las transacciones inmobiliarias de vivienda registraron en 2015 el mejor dato desde 2010, dado que se produjeron 401.281 transacciones, un 9,8% más que el ejercicio anterior. Las operaciones de 2015 representan cerca de un 50% del volumen registrado en 2007.
El pasado ejercicio también destacó por registrar por primera vez variaciones anuales positivas en precio medio de la vivienda desde que comenzara el ajuste en 2008.
Así, el precio medio del metro cuadrado de vivienda libre a nivel nacional registró una variación interanual positiva del 1,8% en diciembre de 2015, situándolo en 1.490 euros, un 26% menos que el precio registrado al inicio del ajuste.
El número de visados de obra nueva evolucionó de forma positiva en el pasado ejercicio, aunque continúa en mínimos históricos. De este modo, en 2015 se iniciaron 49.695 viviendas, un 42% más que el año anterior, si bien la cifra contrasta con las más de 650.000 viviendas iniciadas en 2007, "lo que permite inferir la posibilidad de un eventual déficit de oferta de vivienda nueva en el futuro en determinadas localizaciones".
En 2015 se terminaron 45.152 viviendas, 1.670 viviendas menos que el ejercicio anterior, siendo el dato más bajo de la serie.
Respecto a la dudosidad, el informe de la AHE apunta que ha experimentado una evolución favorable en todos los segmentos, disminuyendo un 20% en 2015, hasta el 10,3%. La dudosidad del crédito destinado a la adquisición de vivienda registró una tendencia similar, cerrando el año en el 4,8%, un 19% menos en términos interanuales.
RETOS FUTUROS
Con estas perspectivas de mejora, el mercado hipotecario todavía tiene una serie de desafíos por delante, entre los que destacan la rentabilidad y alcanzar unos volúmenes de actividad suficiente que permitan el crecimiento del balance o, al menos, poner fin a la pérdida de saldo.
"El mercado hipotecario ha dejado atrás su peor momento y se encuentra claramente en un punto positivo del ciclo. No obstante, la paulatina recuperación observada y su margen de mejora continúan condicionados a las persistentes incertidumbres derivadas del contexto económico, político y regulatorio", recalca el informe.
Teniendo en cuenta los primeros datos de 2016, la recuperación de la actividad hipotecaria sigue siendo "muy moderada", lo que hace prever que el nuevo volumen contratado este ejercicio "no será suficiente para compensar el descenso del saldo por la amortización anual de la cartera".
La AHE indica que en la recuperación del mercado inmobiliario están incidiendo el recorte de las previsiones de crecimiento nacionales, la situación política actual y la insuficiente traslación de la mejora macroeconómica a los hogares.
Finalmente, subraya que para que el mercado crezca de forma sólida y constante es "fundamental" que la economía familiar goce de la mejora salud posible, para lo que es necesario que el mercado laboral crezca y la renta disponible de los hogares aumente al tiempo que su situación financiera se estabiliza.