Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los hogares españoles pueden ahorrar más de 110 euros anuales en su factura de la luz comparando tarifas

Los hogares españoles pueden ahorrar más de 110 euros anuales en su factura de la luz comparando tarifas, según se desprende del II Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente elaborado por Rastreator.
Así, con una potencia normal contratada de 3,45 KW y un consumo medio anual de 3.850 KWh, un hogar puede ahorrar hasta 118 euros al año en su factura de la luz comparando las diferentes tarifas que ofrecen las principales compañías energéticas del mercado.
Si se comparan las tarifas de luz para potencias y consumos superiores (a partir de 12 KW) la diferencia entre el precio máximo y mínimo puede ascender a más de 300 euros anuales.
En el caso de la factura del gas, puede suponer hasta 53 euros de diferencia para un consumo medio 6.000 KWh, mientras que en una factura combinada de luz y gas esta diferencia supera los 100 euros.
Según se desprende del informe de Rastreator, en el que se estudian las percepciones de los españoles por el gasto de energía y sus principales medidas de ahorro, el precio sigue siendo determinante a la hora de elegir suministrador energético, como afirman 9 de cada 10 encuestados. Sin embargo, solo uno de cada tres consumidores (33,8%) asegura que ha cambiado alguna vez de compañía de luz o gas, mientras un 21,7% ha cambiado de tipo de contrato.
Rastreator indica que los comparadores de tarifas energéticas empiezan a ser una de las herramientas más útiles para los usuarios que buscan ahorrar, como muestra el dato de que un 85,8% sabe que existen este tipo de comparadores y un 28,2% los ha usado en alguna ocasión, ya sea para cambiar de proveedor o solo informarse y monitorizar el mercado.
En palabras de Fernando Summers, director general de Rastreator.com, "las diferencias en el precio de la luz y el gas pueden ser muy significativas, por lo que la comparación de tarifas es un paso previo ineludible para encontrar la mejor opción para cada necesidad. Del mismo modo, siempre es recomendable revisar las facturas para entenderlas bien y optar por los sistemas más eficientes que faciliten el ahorro energético y económico".
Los datos del estudio revelan que un 83% de la población se muestra preocupada porque su gasto energético siga aumentando, más teniendo en cuenta que la demanda de energía eléctrica a cierre de 2015 es un 1,6% superior a la registrada en el año anterior.
Esta preocupación por el gasto en energía implica que los usuarios cada vez tomen mayor conciencia sobre sus pautas de consumo y medidas de ahorro, por lo que un 87% asegura que revisa todas sus facturas eléctricas. En este sentido, hasta un 63,3% de los encuestados cree que alguna vez le han cobrado de más en la factura de la luz, mientras que un 35,6% considera que lo han hecho en la del gas.