Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una jueza extiende un año más el periodo en libertad condicional de Lindsay Lohan

Lindsay Lohan acudió al juzgado para revisar su situación después de darse a conocer que no había completado un programa de desintoxicación impuesto por la jueza. Foto: Celebuzz.telecinco.es
Una jueza de Beverly Hills, en Los Angeles ha ampliado doce meses más el periodo de tres años en libertad condicional de Lindsay Lohan, una condena relacionada con su detención por conducir ebria en 2007.  La intérprete de títulos como "Mean Girls" (2004) o "Bobby" (2006), de 23 años, acudió al juzgado para revisar su situación personal después de darse a conocer que no había completado un programa de desintoxicación impuesto por la jueza.
 
Su abogada, Shawn Chapman, explicó que esas faltas se debieron a que la actriz debió trasladarse a otro estado de EEUU para grabar una nueva película, pero que ahora que ya había completado su participación podrá finalizar dicho programa.
La jueza Martha Revel, según la revista People, se dirigió directamente a Lohan para advertirle sobre su comportamiento y le dijo: "No quiero más avisos de que podrías estar violando la libertad condicional ni órdenes judiciales. Esto tiene que ser tu mayor prioridad", añadió la revista.
Revel explicó a Lohan que debe informar a la corte y obtener el visto bueno antes de abandonar Los Angeles por motivos laborales, y le recordó que podría ir a la cárcel si incurre de nuevo en esta falta.
"Te estoy alentando a que completes de forma satisfactoria este periodo en libertad condicional" , añadió la jueza, que estableció una nueva vista para el 15 de diciembre. Lohan aceptó en agosto de 2007 cinco de los siete cargos relacionados con su doble detención por conducir bajo los efectos del alcohol, por los que pasó apenas unas horas en prisión.
También fue condenada a cumplir 10 días de servicios comunitarios además de asistir a un programa de desintoxicación para toxicómanos. La sentencia incluyó 36 meses de libertad condicional, un programa de 18 meses de educación sobre el alcohol y una multa de varios cientos de dólares. RGM.