Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los finales más ajustados de la Fórmula 1

La historia de la Fórmula 1 ha dejado momentos apasionantes. Ahora, comienza una nueva temporada en la que se prevén duelos al límite pero mientras llegan podemos disfrutar de los que los antecesores a los mitos del 2008 dejaron en su momento.
En 1982 Elio de Angelis y Keke Rosberg fueron los protagonistas en el circuito de Osterreichring donde se disputaban el Gran Premio de Austria. Fue una carrera apasionante donde quedaron ellos dos sólo, 19 coches abandonaron la pista, los cinco que les seguían quedaban demasiado atrás. Cincuenta milésimas fue el tiempo que les separó en meta.
Aunque hay otros ejemplos más ajustados. En 1986, 14 milésimas fueron las que separaron a Senna y a Mamsell de la victoria en el Gran Premio de Jerez. Once fueron las que distanciaban a Barrichello y a Schumacher en Indianápolis en 2002.
Pero la más apretada de la historia se vivió en 1971 cuando Peter Ghetin ganó a Ronnie Peterson el título de Monza por menos de 50 centímetros. En esa época lo cronómetros ajustaban la milésima, así que batir este récord siempre será una duda.