Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los fotovoltaicos piden una prórroga para registrar las instalaciones de autoconsumo

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha solicitado al Ministerio de Industria y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) una prórroga del plazo de inscripción de las instalaciones de autoconsumo de energía, que finaliza este 10 de abril, hasta el 31 de diciembre de este año.
En una carta remitida a la directora general de Política Energética y Minas, María Teresa Baquedano, y al presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, la patronal fotovoltaica subraya la necesidad de ampliar la fecha hasta final de año dado que se considera "preocupante, significativo y sintomático" que, a menos de un mes para alcanzar el vencimiento que establece la normativa, sólo se hayan inscrito siete proyectos de autoconsumo fotovoltaico con una potencia acumulada de 103,5 kilovatios (kW).
En la misiva, UNEF afirma que desde el sector se entiende que ello obedece "únicamente a cuestiones técnicas que están dificultando el cumplimiento de la normativa".
Por otro lado, la patronal destaca que las dudas que tienen las compañías distribuidoras a la hora de aplicar el real decreto están retrasando el registro de instalaciones ya existentes, "al no dar respuestas ni en forma ni en plazos a los instaladores, de forma que estos no pueden finalizar los proyectos con arreglo a lo establecido en la normativa".
Además, señala que, pese a la "total disconformidad" del sector respecto al texto normativo, su intención siempre es la de acatar lo establecido por ley y muestra su disposición a trabar conjuntamente con otros agentes del sector para la elaboración de esquemas y procedimientos comunes a todas las empresas que redunden en una "normativa clara y concisa que permita el normal desarrollo del autoconsumo".