Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los funcionarios de La Línea y Estepona se manifiestan para recuperar sus sueldos

Se acabaron los tiempos en los que ser funcionario garantizaba un sueldo fijo a fin de mes. Con la crisis, algunos organismos públicos, sobre todo ayuntamientos, tienen gravísimos problemas de liquidez. En Estepona y La Línea llevan meses sin cobrar.
Con una sentada en la frontera de Gibraltar han protestado los funcionarios del Ayuntamiento de la Línea. Ninguno de los más de 800 empleados ha cobrado las nóminas de octubre. El consistorio acumula una deuda de más de 100 millones de euros y sus funcionarios manifiestan que están pasando "muchas necesidades, de hambre incluso".
"Esto es insoportable, y la solución  no sabemos cuál va a ser", afirma Maribel, que lleva desde 1981 trabajando para el Ayuntamiento de la Línea.
A 40 kilómetros de allí la situación no es mejor. Allí se levantan mansiones y hoteles de los más lujosos de España, pero su Ayuntamiento, el de Estepona, está prácticamente en ruinas. "Es una situación bastante fuerte y muy contradictoria", dice una vecina de la zona. "Yo, como esteponero, me siento defraudado por los políticos", añade otro.
Son 164 los millones de euros que acumula de deuda el consistorio de Estepona y su alcalde, David Valadez, echa la culpa a "la muy peculiar situación de Estepona" y a "la gestión que se ha venido llevando a cabo". El alcalde pide ayuda para llegar a fin de mes, y es que asegura que de no ser así, no podrán pagar a los trabajadores la nómina de noviembre. IM