Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los guionistas nominados defienden su labor: "Es la base de la industria"

Los guionistas nominados en la 30ª edición de los Goya han defendido su labor en un encuentro que ha tenido lugar este viernes 5 de febrero en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y que ha estado organizado por el sindicato ALMA.
Al evento han asistido Agustí Villaronga (director y guionista de 'El Rey de La Habana'), Fernando León de Aranoa (director y guionista de 'Un Día Perfecto'), Alberto Marini (guionista de 'El Desconocido'), Paula Ortiz y Javier García Arredondo (directora y guionista, y guionista de 'La Novia', respectivamente), David Ilundain (director y guionista de 'B, la Película') y Daniel Guzmán (director y guionista de 'A Cambio de Nada'). El encuentro ha sido conducido por el actor Manuel Burque ('Requisitos para ser una Persona Normal').
Burque ha iniciado el debate preguntando a los nominados al Goya --que se entregan este sábado-- sobre la figura del guionista y su reconocimiento en la industria. A su juicio, su reconocimiento se logra "haciendo que el público respete la figura del guionista", hecho que provoca que el espectador se vuelva "más exigente" y que, por tanto, la cultura mejore.
En este sentido, el actor, director y guionista de 'A cambio de nada', Daniel Guzmán, ha afirmado que "quizá" la figura del guionista no esté valorada por el público por el "desconocimiento" que tiene la sociedad con respecto a la labor que realizan estos profesionales. Para él, "el guión es todo, es la historia, y sin historia no hay película". "Es la base de la industria", ha recalcado.
Por su parte, Fernando León de Aranoa ha señalado que "la mesa del guionista es como el paritorio", es decir, de donde nace la historia y a su juicio, "se reconoce poco el trabajo de los guionistas". Pero, según ha comentado, precisamente la finalidad de un guionista es hacer que su guión "no se vea en la película", hecho que define como una "paradoja".
Paula Ortiz también se ha pronunciado al respecto. Según la directora y guionista de 'La Novia', el público "no tiene conciencia" de que lo que ve son guiones en formato audiovisual. "La gente consume diariamente guiones, ya sea en Internet, en cine o en televisión", ha indicado.
Más optimista se ha mostrado David Ilundain. Para él, "la impresión que le espera a los guionistas es buena porque está siendo una transformación" que consiste en el paso de "ser los 'nerds' a ser los listos de la industria".
DIRECTOR Y GUIONISTA
En el encuentro también se ha debatido sobre el proceso de creación de un guión y sobre la dualidad existente entre director-guionista. De los siete guionistas presentes en el acto, cinco han llevado a la dirección su libreto: Guzmán, Villaronga, León de Aranoa, Ortiz e Ilundain.
"Me veo intrusa como guionista y como directora", ha confesado Ortiz. En el caso de la escritura, Ortiz se siente "fuera" porque su trabajo está más enfocado al ámbito de la enseñanza, metodología y pedagogía del guión. Así, ha dicho que siempre siente que la historia que va a contar "es la última" y que cuando se le ofrece la posibilidad, cuenta "la mejor historia" que puede.
Igualmente, ha explicado que en la dirección lo pasa peor que escribiendo. "Yo la dirección la sufro mucho y escribiendo no sufro", ha dicho la directora y guionista, pues para ella, cuando escribe, "la película soñada está ahí y esa emoción es difícil de explicar, y luego en la dirección y montaje tienes la frustración de que lo que tienes en la cabeza, como todo en la vida, suele ser un poco frustrante".
De forma similar se siente León de Aranoa: "Soy más de pasarlo mal en el rodaje, en la escritura del guión no hay mucho sufrimiento". Pero también David Ilundain, director y guionista de 'B, la Película', su primer trabajo. "Me siento novato", ha expresado Ilundain, que recalca que con 'B, la Película', han hecho "algo muy extraño".
Por el contrario, Agustí Villaronga sí ha dejado claro cuál es su rol en la industria. "Yo sí que puedo decir que me siento director", ha aclarado. Villaronga, que también ha asumido que el guión es "muy importante, ha defendido a los directores que escriben sus propios guiones: "creo que los directores que son guionistas no son intrusos, tienen la necesidad de contar algo". Sobre la escritura de un guión original o una adaptación, el cineasta ha apuntado que, en este momento, no podría escribir algo original. "Ahora me costaría mucho partir de una hoja en blanco", ha lamentado.
Daniel Guzmán ha declarado que lo que realmente le gusta es dirigir actores. Aun así, ha defendido la importancia del guión en una película. "Sin guión no hay nada, es la herramienta a la que me agarro como actor, como director", ha continuado.
En el otro lado se encuentran Javier García Arredondo (coguionista de 'La Novia') y Alberto Marini (guionista de 'El Desconocido') que, en su caso, no dirigen. Marini ha señalado que ha aprendido a "considerar la obra como algo que otros tienen que acabar" y envidia a los directores. "Yo me siento guionista, es mi trabajo", ha dicho. Y Arredondo afirma que le gusta estar más en los "aledaños, en las segundas capas" de la industria del cine, donde están los guionistas.