Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La historia favorece a España

El estadio Loftus Versfeld de Pretoria albergará el trascendental encuentro Chile-España, un duelo de 'Rojas' en el que la historia se presenta favorable para el conjunto hispano. La selección española nunca ha perdido ante la chilena, frente a la que ha ganado en seis de las siete oportunidades que se han enfrentado y en la restante igualaron.
La primera confrontación se remonta al 29 de junio de 1950 en Maracaná, en la fase de grupos del Mundial de Brasil. Este ha sido el único encuentro oficial y se saldó con victoria del conjunto que dirigía Guillermo Eizaguirre por 2-0 con tantos en el primer tiempo de dos mitos como Estanislao Basora y Telmo Zarra.
Los siguientes cuatro amistosos tuvieron lugar en Santiago de Chile, entre el 12 de julio de 1953 y el 5 de julio de 1981. En este último caso fue el único partido en el que España no pudo vencer, ya que igualó a uno. Carlos Caszely adelantó a La Roja chilena muy pronto y justo después del cuarto de hora Jesús María Satrústegui firmó las tablas para el cuadro de José Emilio Santamaría, que un año después iba a firmar una actuación pésima en el Mundial de España '82.
La primera ocasión en la que se midieron en suelo español fue el 8 de septiembre de 1993 en Alicante. El cuadro de Javier Clemente se impuso por 2-0 con un doblete de Julen Guerrero en el segundo periodo. Y la última confrontación y principal referencia para ambos equipos tuvo lugar el 19 de noviembre de 2008 en El Madrigal de Villarreal (Castellón), con triunfo de España por 3-0.
Pese al resultado, al cuadro de Vicente del Bosque le costó deshacerse del equipo del argentino Marcelo Bielsa, que comenzaba a mostrar maneras de equipo potente y con opciones para entrar en el Mundial y luego hacer un buen papel. David Villa abrió la cuenta al transformar un penalti (cometido por Ismael Fuentes sobre Albert Riera) a los 36 minutos y en el segundo periodo redondearon el marcador Fernando Torres (minuto 66) y Santi Cazorla (minuto 86), este último uno de los grandes ausentes en este Mundial.
España formó con Casillas (Reina, 46'), Sergio Ramos (Arbeloa, 61'), Albiol, Puyol (Marchena, 46'), Capdevila, Marcos Senna (Cazorla, 46'), Xabi Alonso, Cesc, Xavi (Llorente, 70'), Riera y Villa (Fernando Torres, 57'). Mientras tanto, Bielsa alineó a Claudio Bravo, Cristian Alvarez, Waldo Ponce, Ismael Fuentes, Rodrigo Tello, Carlos Carmona, Mauricio Isla, Matías Fernández, Fabián Orellana, Humberto Suazo (Jorge Valdivia, 87') y Alexis Sánchez.
Terceros partidos
Otro dato favorable para España es que desde el Mundial de México '86 ha ganado siempre en los terceros partidos de la fase de grupos, lo que en esta oportunidad le daría el pase a los octavos de final. En la cita azteca se impuso a Argelia por 3-0 y selló su clasificación, lo mismo que le ocurrió en Italia '90, cuando se impuso en Verona a Bélgica por 2-1, y en Estados Unidos '94, edición en la que se deshizo de Bolivia (3-1) y también pasó.
En Francia '98, España consiguió en Lens su resultado más amplio en la historia mundialista, un 6-1 sobre Bulgaria, pero no le bastó para pasar porque le perjudicó el resultado en el Nigeria-Paraguay, que le arrebataron la plaza de octavofinalista.
En Corea/Japón '02 y Alemania '06 llegó a este tercer partido con la clasificación asegurada, pero en ambos casos ganó. A Sudáfrica en Daejeon (3-2) y a Arabia Saudí en Kaiserslautern (1-0).
La última derrota de España en el tercer partido de la fase de grupos fue en su Mundial de 1982, cuando perdió ante Irlanda del Norte por 0-1. No obstante, pudo pasar a la siguiente ronda.