Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR denuncia que los refugiados de Idomeni han sido evacuados a instalaciones por debajo de los estándares

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha expresado este viernes su preocupación por el estado en el que están algunas de las instalaciones a las que han sido trasladados los miles de refugiados que se encontraban en el campamento improvisado de Idomeni, en el norte de Grecia.
La portavoz de ACNUR, Melissa Fleming, ha indicado que la agencia de la ONU está de acuerdo en que el campamento, donde las condiciones eran "abismales", tenía que ser evacuado y ha celebrado que dicha evacuación por parte de las fuerzas de seguridad griegas haya transcurrido sin incidentes.
Sin embargo, "ACNUR está seriamente preocupado por las condiciones por debajo de los estándares en varios lugares del norte de Grecia a los que los refugiados e inmigrantes han sido evacuados esta semana", ha precisado la portavoz, instando a las autoridades griegas a "encontrar mejores alternativas rápidamente" con el apoyo financiero de la UE.
Según Fleming, algunas de las personas que estaban en Idomeni han sido trasladadas a "almacenes y fábricas abandonadas, dentro de las cuales se han instalado tiendas de campaña demasiado juntas entre sí". En ellos, ha añadido, hay una mala circulación del aire y "los suministros de comida, agua, aseos, duchas y electricidad son insuficientes".
Además, según la portavoz, se ha dado poca información sobre las condiciones de las nuevas instalaciones y el tiempo que permanecerán en ellas a los refugiados. A ACNUR también le preocupa, según Fleming, el que se haya separado a familias durante el traslado.
La agencia de la ONU ha pedido a las autoridades griegas que actúen de forma urgente para mejorar las circunstancias, máxime cuando en algunos centros se ha producido además la llegada espontánea de familias que habían dejado por su cuenta Idomeni, aumentando la carga.
En este sentido, ACNUR seguirá apoyando al Gobierno griego para ofrecer asistencia de emergencia y mejorar las condiciones de estas instalaciones "cuando sea posible", ha precisado Fleming, subrayando que cuando esto no ocurra, se deberán encontrar "alternativas y prepararlas para acomodar a los refugiados".