Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AI dice que grupos rebeldes habrían atacado con armas químicas un barrio kurdo de Alepo

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha afirmado este viernes que grupos rebeldes sirios podrían haber utilizado armas químicas en el barrio de mayoría kurda de Sheij Maqsud, en la localidad de Alepo.
En su comunicado, ha indicado que estos grupos, aglutinados en la coalición Conquista de Alepo, han lanzado numerosos ataques indiscriminados contra viviendas civiles, mercados y mezquitas, matando e hiriendo a civiles.
AI ha resaltado además que dos de los grupos armados que están participando en estos ataques --Ahrar al Sham y Yaish al Islam-- han enviado a representantes a las conversaciones de paz de Ginebra, mediadas por Naciones Unidas.
La ONG ha manifestado que unos 30.000 civiles residen en Sheij Maqsud, que está controlado por la milicia kurda Unidad de Protección Popular (YPG) y que es objetivo de ataques desde el norte, este y oeste de la ciudad.
Así, ha detallado que entre las armas utilizadas están proyectiles no guiados, cohetes caseros 'Hamim' y proyectiles cargados con gas conocidos como 'cañones del infierno'.
AI ha asegurado que cuenta con los nombres de 83 civiles, entre ellos 30 niños, muertos en ataques de los grupos rebeldes entre los meses de febrero y abril, en los que habrían resultado heridos otros 700 civiles.
Vídeos con los que cuenta la ONG muestran ataques con proyectiles y morteros contra las YPG, si bien algunos de ellos han impactado más de 800 metros por detrás de la línea de frente, afectando principalmente a los civiles.
Un hombre identificado como Mohamad, que perdió a siete miembros de su familia en un ataque con un cohete 'Hamim' el 5 de abril. "No había puestos militares cerca de mi casa. Es una calle residencial y hay gente desplazada por los combates o que ha huido de Alepo viviendo en la misma", ha agregado.
Un médico citado por AI ha asegurado que el 7 y el 8 de abril atendió a seis civiles y dos combatientes de las YPG con síntomas que incluían problemas respiratorios, mareos y fuertes accesos de tos.
El 7 de abril, un periodista sirio dijo, en declaraciones a la cadena de televisión rusa RT que el Frente al Nusra había lanzado un ataque con armas químicas contra Sheij Mahmud, matando a 20 personas.
"CRÍMENES DE GUERRA"
La subdirectora de AI para Oriente Próximo y Norte de África, Magdalena Mughrabi, ha afirmado que "los ataques incansables contra Sheij Maqsud han devastado la vida de civiles de la zona", advirtiendo que algunos de ellos "podrían equivaler a crímenes de guerra".
"Al disparar armas explosivas imprecisas contra barrios civiles los grupos armados que atacan Sheij Maqsud están violando de forma flagrante el principio de distinción entre objetivos civiles y militares, un punto cardinal del Derecho Humanitario", ha valorado.
Asimismo, ha alertado del deterioro de la situación humanitaria, recalcando que el barrio "se encuentra al borde de una crisis". "Es fundamental que el Gobierno y los grupos armados permitan el acceso sin restricciones de ayuda humanitaria y que permitan a los civiles abandonar la zona si lo desean", haremachado.