Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abbas anuncia una nueva propuesta diplomática que presentará la próxima semana

El presidente palestino, Mahmud Abbas, ha anunciado este domingo que la semana entrante presentará una nueva iniciativa diplomática en la que apelará a las principales potencias mundiales y también al Tribunal Penal Internacional (TPI) para que asuman su responsabilidad en el conflicto palestino-israelí.
Abbas ha explicado en una comparecencia retransmitida por la televisión egipcia Sada el Balad que presentará la propuesta al secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que tiene previsto visitar la región la próxima semana o la siguiente. El dirigente palestino ha asegurado que defenderá su propuesta "aunque a Estados Unidos no le guste", según ha recogido el diario israelí 'Haaretz' en su edición digital.
Fuentes palestinas no han querido desvelar los detalles del plan, pero sí han revelado que la dirigencia palestina se reunirá el martes para que Abbas les informe de los resultados mantenidos por Abbas este fin de semana en Qatar y Egipto. "Estamos trabajando a dos niveles compatibles: político e interno", ha explicado una fuente palestina a 'Haaretz'.
A nivel interno Abbas podría proponer la celebración de nuevas elecciones o una mayor colaboración con las distintas facciones hasta la convocatoria de nuevos comicios, lo que le daría una mayor apoyo a él como presidente y a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), integrando en ella a Hamás y Yihad Islámica. También se especula con el posible nombramiento de un sucesor o delfín de Abbas.
La semana pasada uno de los dirigentes de la OLP, Yasir Abed Rabbo, dijo que el modelo de negociaciones bajo el auspicio de un solo país --Estados Unidos-- está "acabado" e instó a la comunidad internacional a implicarse en el conflicto, controlar a Israel y poner fin a la ocupación.