Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abren la calle Ledras, símbolo de la división de Nicosia

La calle Ledras, en el casco histórico de Nicosia y considerada un símbolo de la división del país entre las comunidades greco y turco chipriota, se ha abierto oficialmente a los peatones. Esta céntrica calle llevaba cerrada tres décadas.
"El camino aún es largo, pero este es el primer paso y esperamos que otros le sigan", ha dicho la alcaldesa de la ciudad, Eleni Mavrou, en griego y turco sobre las renacidas esperanza de reunificar la isla.
La calle se ha abierto sobre las 9.30 hora local tras una escueta ceremonia oficial a la que asistieron representantes de las Naciones Unidas en Chipre y ayudantes de los líderes chipriotas turco y griego.
Entre dos y tres mil personas de ambas comunidades se han concentrado tras la apertura ante el paso fronterizo esperando su turno para poder cruzar. Los cascos azules de la ONU inspeccionan la documentación de los viandantes.
Los ciudadanos de la capital podrán ahora cruzar sin problemas la simbólica calle enseñando el pasaporte o el carné de identidad a los soldados de la ONU en una señal de creación de confianza de los líderes de la isla mediterránea para encauzar de nuevo las negociaciones para reunificar la isla.
El acuerdo para la reapertura se consiguió en la primera reunión entre el nuevo presidente de la República de Chipre, Dimitris Christofias, y el líder turco-chipriota, Mehmet Ali Talat el pasado 21 de marzo. Entonces acordaron también relanzar las negociaciones para acabar con la división de la isla.