Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acuña acepta su exclusión como candidato presidencial y no apelará la decisión del organismo electoral

César Acuña ha aceptado su exclusión como candidato presidencial y no apelará la decisión del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de dejarlo fuera de la campaña. En este periodo, se dedicará a apoyar a quienes buscan un cargo en el Congreso con el partido político Alianza para el Progreso.
"Con la resolución de esta mañana del Jurado Nacional de Elecciones ha perdido el Perú, que quede claro. Como defensor de la democracia y del Estado de derecho, respeto la decisión del jurado, aunque no la comparto", ha dicho Acuña en la tarde de este miércoles durante una rueda de prensa.
Acuña ha calificado la decisión del JNE de "injusta" y "excesiva", denunciando que le han excluido del proceso "por ser solidario" con los peruanos más pobres. En concreto, Acuña ha sido apartado por entregar dinero a los dirigentes de un mercado de Chosica, en la provincia de Lima, en contra de la Ley de Partidos Políticos.
"No me han excluido por corrupto, me han excluido por ayudar al prójimo", ha agregado el dirigente de Alianza para el Progreso, quien insiste en que el JNE ha excluido a dos candidatos --en referencia también a la candidatura de Julio Guzmán-- que sumaban "más de un 20 por ciento de intención de voto".
"Han excluido al segundo y al tercero dentro de las encuestas, han excluido al presidente del Perú", ha agregado Acuña, tal y como informa el diario peruano 'El Comercio'. Finalmente, el excandidato ha criticado al JNE por haberse convertido en protagonista de esta campaña electoral.
"La democracia en el Perú ha perdido la oportunidad de que el 10 de abril los peruanos decidamos quién queremos que sea nuestro presidente. La resolución está amparada en una razón política por encima de una razón jurídica", ha sentenciado.