Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afganistán y Pakistán acuerdan un alto el fuego tras tres días de enfrentamientos en la frontera

Los gobiernos de Afganistán y Pakistán han acordado este miércoles un alto el fuego tras tres días de enfrentamientos en el paso de Torjam, uno de los dos cruces fronterizos principales en la Línea Durand, que delimita su frontera.
El embajador afgano en Islamabad, Omar Zajilwal, ha afirmado que ambas partes "han acordado un alto el fuego, reducir las tensiones, rebajar el despliegue militar y dar pasos para una resolución amistosa", según ha informado la agencia afgana de noticias Jaama Press.
Los enfrentamientos entre ambos ejércitos, que estallaron durante la jornada del domingo, se han saldado con la muerte de tres policías y dos civiles afganos, así como un comandante paquistaní.
Los combates se iniciaron después de que Afganistán acusara a las fuerzas paquistaníes de intentar instalar un puesto de control en su territorio. Sin embargo, Islamabad asegura que se encuentra en Pakistán.
En los últimos meses, Afganistán ha denunciado varios intentos de Pakistán por construir puestos de control militares en áreas de la frontera que considera que pertenecen a su territorio.
LA LÍNEA DURAND
La Línea Durand se extiende 2.640 kilómetros y marca la frontera entre ambos países. Fue establecida en 1893 tras un acuerdo entre el entonces secretario de Exteriores británico en India, Mortimer Durand, y el emir afgano Abdur Rahman Jan para delimitar las esferas de influencia.
Tras la independencia de Pakistán, Islamabad pasó a reconocerla como su frontera con Afganistán, si bien Kabul no dio tal paso. Esta línea divide a las comunidades pashtunes y baluches que viven a ambos lados de la frontera, lo que ha provocado disputas en ambos países.
Las relaciones entre los dos países nunca habían sido estrechas pero en los últimos 15 años se han deteriorado por las acusaciones de Kabul de que Pakistán apoya a los talibán, algo que Islamabad niega.