Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ahmadineyad se declara favorable a dialogar con EEUU desde la igualdad

El presidente iraní el único jefe de Estado que asiste a esta Conferencia marcada desde antes de su inicio por la polémica y el boicot de EEUU, Israel y otros siete países, ha empleado gran parte de su intervención en condenar la "política represiva" y la "brutalidad" de Israel contra los palestinos. Al poco de comenzar sus críticas, los representantes de la Unión Europea abandonaron la sala en protesta por las palabras de Ahmadineyad.
Diálogo desde la igualdad con EEUU
El presidente iraní ha explicado en una rueda de prensa en la Conferencia Mundial contra el Racismo de la ONU que espera que se produzcan los cambios en la política exterior anunciados por el nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, y ha señalado que acoge favorablemente esas intenciones. Por ello, ha lamentado que Estados Unidos, junto a Israel, Italia, Australia, Canadá, Polonia, Holanda, Nueva Zelanda, Alemania hayan boicoteado la Conferencia "de forma antidemocrática y quieran imponer a la minoría sus posiciones".
"La mayoría de los problemas en nuestra región tienen como origen la interferencia de las potencias extranjeras, si no estuvieran, muchos problemas se resolverían", ha afirmado Ahmadineyad. "El régimen sionista nos trae la guerra, y nosotros no creemos que la guerra sea la solución para el mundo", ha afirmado el presidente iraní, quien ha defendido la convocatoria multirreligiosa de un referéndum en los territorios palestinos "para que de forma democrática se pronuncie toda la población, musulmanes, judíos y cristianos".
En la misma línea, Ahmadineyad ha defendido la supresión del derecho de veto con el que cuentan los cinco países que forman el Consejo de Seguridad de la ONU por "injusto y discriminatorio". "Es injusto que 5 países tengan el derecho de anular las decisiones de los otros, que sean los abogados, los jueces y los ejecutores de sus órdenes y siempre en su propio interés", ha asegurado. CGS