Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La base Andrews aclara que el cierre se mantiene en el edificio bajo sospecha

El cierre de la base militar Andrews, próxima a Washington y donde tiene su base el avión presidencial estadounidense Air Force One, a primera hora de la mañana de este jueves por la supuesta presencia de un "tirador activo", ha quedado levantado pero se mantiene para la instalación médica en la que se sospecha que podría encontrarse.
En un primer momento, la base había tuiteado "Todo despejado" y anunciado que el cierre había quedado suspendido, pero pocos minutos después ha puntualizado que está "todo despejado en la base con la excepción de la instalación médica Malcolm Grow".
Las alarmas habían saldado cuando la propia base, situada en Maryland a unos 24 kilómetros de la capital, había informado en su cuenta de Twitter de la "clausura" de las instalaciones por la presencia de un "tirador activo" y había ordenado a su personal que buscara refugio.
Posteriormente, había precisado que estaba previsto realizar "un ejercicio con un tirador activo, sin embargo, se recibieron informaciones de una situación de tirador activo real" en la instalación médica Malcolm Grow y que hasta allí se habían desplazado los equipos de emergencia.