Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

António Costa, abucheado por manifestantes en defensa de los colegios concertados

El primer ministro portugués, el socialista António Costa, ha sido recibido con abucheos y silbidos por decenas de manifestantes contrarios a la decisión del Gobierno de retirar la financiación a la mitad de los colegios privados con concierto.
El incidente ha ocurrido frente a la Feria Internacional de Lisboa, donde se celebra un congreso del Partido Socialista de Portugal. Los manifestantes han exhibido pancartas con lemas como "Bienvenido al congreso de la extrema izquierda", "Este PS nunca más" o "Gracias por el paro, PS" y con las simbólicas camisetas amarillas, emblema de las protestas.
El Gobierno portugués anunció hace dos semanas pasada que retirará la financiación pública para nuevos ciclos --5º, 7º y 10º cursos-- a 39 de los 79 colegios privados con los que había concierto en todo el país. La decisión se justifica por la existencia de centros públicos en esas zonas con capacidad para absorber al alumnado.
"Queremos demostrar que hay personas que no quieren ser víctimas (...), que no condene a muerte a estos colegios", ha afirmado un representante de la Asociación de Profesores de Colegios Particulares con contratos de Asociación, Joao Paulo Moinhos, en declaraciones recogidas por el diario portugués 'Público'.
En otras pancartas, recuerdan a Costa que perdió las elecciones o denuncian que "El Bloque (de Izquierda) es el que manda". Siguiendo este argumento, el líder del Partido Social Demócrata (PSD), Pedro Passos Coelho, ha afirmado desde Coimbra que el Bloque de Izquierda es el que define las políticas del Gobierno de Costa a pesar de tener el 10 por ciento de votos.
Mientras, el secretario nacional del PS, Porfírio Silva, ha afirmado que los manifestantes fueron "engañados". "El Gobierno va a cumplir la ley y si el anterior gobierno (conservador) no informó a los colegios de lo que dijo el Tribunal Constitucional, que los contratos de asociación eran para sitios donde no había red pública, os engañó", ha argumentado.
El argumento del PSD es que los colegios con concierto forman parte de la "red pública", mientras que los colegios públicos serían la "red del Estado". "No podemos reducir las políticas públicas a lo que es del Estado", ha añadido Passos Coelho.
El socialista António Costa gobierna Portugal desde noviembre gracias al apoyo del Bloque de Izquierda, el Partido Comunista de Portugal y Los Verdes a pesar de que la coalición de derecha liderada por Passos Coelho fue la opción más votada en las últimas elecciones.