Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aplazan la reanudación del juicio contra el exdictador Ríos Montt

Un tribunal de Guatemala ha suspendido este lunes la reanudación del juicio contra el exdictador Efraín Ríos Montt, acusado de genocidio y crímenes contra la Humanidad, al considerar que existen varios recursos pendientes de resolución.
Ríos Montt responde ante la Justicia por la tortura y muerte de 1.771 indígenas y el desplazamiento forzado de decenas de miles entre los años 1982 y 1983. Se trata de la segunda vez que el antiguo mandatario es juzgado por estos hechos, ya que la Corte Constitucional anuló en 2013 la primera condena --de 80 años de cárcel-- por cuestiones procesales.
El juicio contra Ríos Montt y su exdirector de Inteligencia militar José Mauricio Rodríguez Sánchez debía reanudarse este lunes, pero el Tribunal de Mayor Riesgo B ha acordado suspender al vista a la espera de que se resuelvan cuatro recursos pendientes que fueron interpuestos por la defensa y las acusaciones añadidas.
Ríos Montt, en cualquier caso, no asistirá al proceso debido a su delicado estado de salud. Asimismo, y al margen de la gravedad de los cargos, el tribunal no podrá dictar una sentencia de cárcel ya que se trata de un juicio especial.
A PUERTA CERRADA
La primera sesión se ha celebrado a puerta cerrada y sin permitir el acceso de los medios, algo "ilegal" a juicio de la acusación, según informa el periódico guatemalteco 'Prensa Libre'. Más de un centenar de testigos serán llamados a declarar en este proceso, que devuelve al terreno judicial el examen de las atrocidades cometidas durante décadas en el país centroamericano.
La Comisión de la Verdad auspiciada por la ONU calculó que unas 200.000 personas fueron asesinadas o desaparecieron durante los 36 años que duró la guerra civil. Más del 80 por ciento de estas víctimas eran indígenas maya.