Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ascienden a 14 los muertos y a más de 450 los heridos de los atentados en Tailandia

Explosiones en Yala (EFE)telecinco.es

Al menos catorce personas han perdido la vida y más de 450 han resultado heridas este sábado en un doble atentado perpetrado en la localidad de Yala, y otros sendos ataques con bomba en las ciudades de Pattani y Hatyai, en el sur de Tailandia.

Las tres explosiones en Yala y el atentado registrado en la localidad de Hatyai, también en el sur, han provocado la mayor parte de los muertos y heridos. En el último de ellos, los bomberos continúan trabajando para sofocar las llamas que consumen el hotel de lujo Lee Gardens Plaza, donde cinco personas, cuatro hombres y una mujer, han fallecido y más de 350 han resultado heridas por inhalación de humo y cortes de diversa consideración. Numerosos clientes y trabajadores del resort han logrado ser rescatados.
Las autoridades tailandesas han confirmado que la causa del incendio ha sido una fuerte explosión registrada en el aparcamiento, si bien aún no han podido constatar un vínculo sólido con los ataques registrados en Yala.
No obstante, el alcalde de Hatyai, Prai Pattano, quien previamente había insistido en que esta explosión no era un ataque terrorista, ha rectificado, una vez se ha presentado en el lugar de los hechos. La gobernadora de la provincia de Songkhla, Grisada Boorach, en cambio, ha llamado a la cautela y ha dicho que no se pronunciarán al respecto hasta que se hallan esclarecido las circunstancias del ataque.
Entretanto, el jefe de la Policía de la provincia de Songkhla, Pol Maj Gen Suwit Choensiri, y el comandante del Ejército, el teniente general Udomchai Thamsarot, han ordenado que se incremente los niveles de seguridad de los centros comerciales y hoteles de la provincia.
ATENTADOS DE YALA Y PATTANI
Una hora antes, en Yala, la capital de la provincia del mismo nombre, nueve personas han perecido y más de un centenar han resultado heridas en un triple atentado urdido en un intervalo de diez minutos. En este caso, el Gobierno de Tailandía sí ha ratificado la autoría separatista.
Dos de los artefactos explosivos, que han estallado alrededor del mediodía en Tailandia en el distrito de Muan, con una carga de entre 60 y 70 kilos, estaban alojados en sendos cilindros metálicos en un camión. Cuando las fuerzas de seguridad tailandesas habían llegado al escenario del atentado, otra bomba ha explotado frente a una tienda de alimentos situada a 20 metros de donde había estallado previamente el camión.
El tercero de los ataques registrados este sábado se ha producido en una comisaría de Policía en la ciudad de Pattani, de provincia homónima, próxima a la frontera con Malasia. Numerosas tiendas y vehículos estacionados en las inmediaciones del coche bomba se han incendiado. Los presuntos autores de este atentado han huido en dos camiones, tal y como han recogido las cámaras de seguridad.
Por su parte, la primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, ha asegurado que las autoridades ya han emprendido de forma urgente una investigación y ha garantizado que auxiliará a las víctimas de los atentados de este sábado. Fuentes del Gobierno han remarcado al diario tailandés 'Bangkok Post' que esta escalada de la violencia podría ser un mensaje de los insurgentes separatistas, a quienes se les atribuye la cadena de atentados en el sur del país, contrario a negociar con las autoridades.
Grupos insurgentes separatistas llevan ocho años combatiendo a las fuerzas de seguridad tailandesas en el sur del país. Más de 5.000 personas han muerto por los enfrentamientos entre insurgentes, fuerzas de seguridad y paramilitares en las provincias de Pattani, Yala y Narathiwat, que formaban parte de un sultanato musulmán anexionado por Tailandia hace cien años.