Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asesinado un campesino cerca de La Paz

Un campesino de la provincia de Nor Yungas, al nordeste de La Paz, murió tiroteado este sábado en su cultivo de coca, según ha informado la emisora boliviana Erbol, que cita al secretario general de la comunidad Choro Grande, Gregorio Cocarico, que apunta a una posible venganza como causa del ataque.
Cocarico ha explicado que la víctima, Silverio Olivares Quispe, acudió a trabajar a su cultivo en la mañana del sábado y fue hallado muerto a las 10.30 horas por otro comunitario. El cuerpo tenía heridas de bala.
La esposa de Olivares se trasladó a Coroico para denunciar lo ocurrido ante la Fiscalía de esa localidad, pero aún por la tarde los vecinos seguían esperando la llegada de policías para realizar el levantamiento legal del cuerpo, ha explicado Cocarico.
El 21 de junio otras dos personas murieron tiroteadas en la comunidad de Choro, la cual mantiene un conflicto con Choro Grande por la explotación de una mina de oro. Los comuneros de Choro acusaron a los miembros de la cooperativa Cruz del Sur, conformada por habitantes de Choro Grande, de estos asesinatos.
Entonces la Policía detuvo a varios miembros de la cooperativa minera como presuntos culpables de las muertes. Cocarico ha asegurado que los detenidos continúan encarcelados, pero ha apuntado a miembros de Trinidad Pampa, donde se encuentra Choro, como responsables de la muerte de Olivares.