Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asesinan a un periodista paraguayo amenazado de muerte por denunciar cultivos de droga

El corresponsal del diario paraguayo 'ABC Color' en Curuguaty, Pablo Medina, ha sido asesinado este jueves por hombres armados después de recibir numerosas amenazas de muerte por denunciar los cultivos de droga del departamento de Canindeyú.
Según ha informado 'ABC Color', el ataque ha tenido lugar en torno a las 14.00 (hora local) cuando Medina regresaba de cubrir una noticia en la comunidad indígena de Koepora, ubicada a unos 45 kilómetros de Curuguaty (Canindeyú).
Medina detuvo el coche en el que viajaba junto a otras dos personas, entre ellas una líder campesina, para hacer unas fotografías cuando fue atacado por dos hombres fuertemente armados que le dispararon varias veces.
La líder campesina que acompañaba al periodista pudo llamar por teléfono al diario paraguayo para pedir ayuda antes de que se cortara la línea. "Auxilio, auxilio, dispararon a Pablo", dijo, de acuerdo con su propio relato.
Tras el ataque, los autores de los disparos huyeron a pie unos metros, hasta que consiguieron una motocicleta con la que se internaron en la selva.
Medina recibía constantes amenazas de muerte por su trabajo, centrado en denunciar la existencia de los cultivos de droga de Canindeyú, razón por la cual tenía escolta policial, aunque en el momento de este ataque los agentes no le acompañaban.
CONDENAS
El ministro de Interior, Francisco de Vargas, ha condenado este crimen y ha dicho que para el Gobierno "reviste particular importancia porque estamos hablando de un periodista". "Su labor es relevante para la conciencia pública", ha dicho.
Periodistas de otros medios de comunicación han marchado por las calles de la capital paraguaya, Asunción, hacia la sede de la Policía para exigir el esclarecimiento de este caso, así como mayor seguridad para hacer su trabajo.
"Es el tercer colega en poco mas de un año que estamos perdiendo en manos de la mafia. Son mafias que dominan impunes el país y el Gobierno no hace nada", ha dicho a una radio local el representante del Sindicato de Periodistas del Paraguay, Santiago Ortiz.