Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ashton confirma la muerte de un policía danés de las fuerzas de la UE en Afganistán en el atentado de Kabul

La máxima responsable de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha informado de la muerte en el atentado de ayer en un restaurante libanés de Kabul de un integrante de nacionalidad danesa de la Misión Policial de la Unión Europea en Afganistán (EUPOL).
Ashton ha confirmado además que uno de los dos ciudadanos británicos fallecidos en el atentado, que se cobró la vida de 21 personas, formaba parte de un equipo de guardaespaldas, sin dar más detalles.
"Quiero transmitir mis más profundas condolencias a las familias y amigos de nuestros colegas, así como a los seres queridos de las otras víctimas inocentes de este terrible ataque", hizo saber Ashton a través de un comunicado.
"Quiero condenar de la forma más enérgica posible esta violencia atroz e injustificada", hizo saber la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, que ha pedido a las autoridades afganas que los responsables sean llevados ante la justicia.
Además, la Embajada de EEUU en Afganistán ha confirmado este sábado la muerte de dos de sus ciudadanos en el ataque terrorista perpetrado ayer en el restaurante. El ataque tuvo lugar en zona de Wazir Akbar Khan hacia las 19:25 horas. Este distrito es en el que se encuentran numerosas embajadas y edificios gubernamentales.
El restaurante de lujo contaba con fuertes medidas de seguridad y es conocido ente la comunidad de expatriados y también entre los dignatarios que visitan Kabul.
Entre los fallecidos hay además cuatro trabajadores de la ONU, dos ciudadanos canadienses, dos de nacionalidad británica, el representante del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Afganistán, Wabel Abdalá, y varios civiles afganos.
Los talibán han asumido la responsabilidad del atentado. A través de su perfil en la red social Twitter, el portavoz talibán Zabihulá Mujahid ha afirmado que el ataque pretende vengar el ataque aéreo perpetrado el pasado miércoles en la provincia de Parwan, en el este del país, por la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), que se cobró la vida de ocho civiles, siete de ellos niños, según el presidente de Afganistán, Hamid Karzai.