Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atenas confirma que abogará por emitir letras del tesoro para obtener inyecciones de liquidez a corto plazo

Grecia abogará por emitir letras del tesoro este mes a modo de inyección de liquidez, según ha confirmado el viceministro de Finanzas heleno, Christos Staikouras, a fin de hacer frente a los vencimientos de la deuda previstos para agosto.
"La situación es límite y permaneceremos así hasta septiembre, cuando se publique el informe" de la 'troika' --el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI)--, ha precisado Staikouras, en una entrevista concedida al diario griego 'Kathimerini' y que se publicará este domingo.
"Estamos gestionando las reservas de liquidez de forma precavida y exploramos diversas soluciones como el incremento de la emisión de letras del tesoro", ha incidido. "Elegiremos la solución más óptima en el acuerdo con nuestros socios", ha apostillado, en alusión a la 'troika'.
El Gobierno griego tiene que hacer frente el próximo 20 de agosto a los vencimientos de bonos de deuda soberana por valor de 3.200 millones de euros. Esto ocurre en un momento en el que la economía helena sufre con especial intensidad los estragos de la recesión, con una galopante falta de liquidez, y en el marco del segundo rescate concedido a Grecia por valor de 130.000 millones de euros, con sus consiguientes medidas de austeridad ordenadas por la 'troika'.
Sin acceso a los mercados, Grecia emite letras del tesoro --cuya base de vencimiento son meses, no años-- para obtener financiación a corto plazo. En agosto, Atenas necesitará 2.600 millones de euros en letras del tesoro a tres y seis meses. Según informó este sábado el periódico alemán 'Die Welt', el BCE acordó el pasado jueves en la reunión del comité ejecutivo aumentar el límite de letras del tesoro que el Banco de Grecia puede aceptar a modo de préstamos de emergencia.
OPTIMISMO GRIEGO
Así pues, Satikouras ha sostenido que el Gobierno heleno cumplirá con los deberes encomendados por Bruselas, que le exige un paquete de recortes de 11.600 millones de euros para continuar con la inyección de fondos procedentes del segundo rescate financiero y cuyo tramo siguiente está previsto que se desbloquee en septiembre si la 'troika' acepta el plan de ajuste elaborado por Atenas.
Será en una reunión, entre los inspectores de la Comisión Europea, del BCE y del FMI con el ministro de Finanzas griego, Yanis Stournaras, donde se aclarará si la 'troika' ratifica las medidas de austeridad propuestas por el Gobierno griego, que reclama una ampliación del periodo de ajuste para alcanzar los objetivos de déficit establecidos.
En este sentido, Staikouras ha enfatizado en que "cuanto más creíbles sea (el Gobierno) a la hora de respetar las metas y los compromisos, mayor será el margen de maniobra para modificar el programa de apoyo acordado".
El 'número dos' de Finanzas de Grecia ha apostado por mantenerse en la eurozona, para lo cual ha destacado la importancia de recibir un "informe positivo" de la 'troika'. "Se presenta un buen escenario", ha vaticinado Staikouras, "concluiremos la recapitalización bancaria, lograremos una ampliación del periodo de ajuste fiscal y encaminaremos la recuperación económica".
Mientras amainan las especulaciones sobre una hipotética salida de Grecia del euro, Atenas ha exhortado a Bruselas a que suavice las condiciones impuestas por el segundo rescate mediante la ampliación del plazo para acatar los objetivos de déficit. Sin embargo, Alemania se ha negado de forma rotunda a conceder más tiempo al Gobierno heleno.