Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta a 16 muertos y 40 heridos en un atentado contra un tren en Baluchistán

Al menos 16 personas han muerto y otras 40 han resultado heridas, 19 de ellas en estado crítico, por la explosión de una bomba en un tren en una estación en Sibi, en la provincia paquistaní de Baluchistán, según un nuevo balance confirmado por las autoridades locales.
"Se estaban realizando patrullas agresivas en las vías ferroviarias después de que se hubiera atentados contra trenes", ha explicado el ministro en declaraciones a Geo TV. "Esto podría ser una reacción a la operación de las fuerzas de seguridad tuvo lugar ayer", ha añadido.
Este lunes, las autoridades de Baluchistán, una provincia fronteriza con Irán, habían informado de que al menos 30 milicianos separatistas habían sido abatidos por las fuerzas de seguridad paquistaníes durante una ofensiva en la región.
La explosión se ha registrado en el vagón número 9 del 'Jaffar Express', que hacía el trayecto entre Quetta y Rawalpindi, cuando el convoy entraba en la estación. Según un responsable ferroviario, el tren había llegado con diez minutos de adelanto a la estación y la deflagración provocó un incendio que destruyó el vagón y provocó la mayor parte de las muertes, según ha declarado un empleado.
Según el diario 'Dawn', el ministro de Ferrocarriles ha indicado que se está investigando la presunta implicación de una mujer en el suceso. Al menos 20 heridos han sido trasladados al hospital en Sibi mientras que entre los fallecidos hay mujeres y niños.
INSURGENCIA SEPARATISTA
La insurgencia separatista en Baluchistán es uno de los problemas crónicos en materia de seguridad que amenazan la estabilidad de Pakistán, país que cuenta con un arsenal nuclear.
Los separatistas han acusado al Gobierno de haberse apropiado de los recursos naturales de la provincia, lo que ha provocado el empobrecimiento de la población. Además, han añadido que el Ejecutivo apoya a los escuadrones de la muerte que secuestran, torturan y asesinan a la población de la etnia baluchi, acusación que también han apoyado organizaciones humanitarias.
Los insurgentes también han realizado ataques sobre población civil, sobre todo paquistaníes de otras etnias que residen en la provincia, en la que también operan milicias islamistas.
El Gobierno controla el acceso a Baluchistán, lo que dificulta que la prensa internacional obtenga los permisos necesarios para acceder a la región.