Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta la seguridad en Irak ante la retirada de tropas de EEUU de las ciudades

Soldados iraquíes participan en un desfile celebrado con motivo de la retirada de las tropas estadounidenses en Bagdad. EFEtelecinco.es
El Ejército y las fuerzas de seguridad de Irak aumentaron hoy significativamente su presencia y sus actividades ante la retirada mañana, martes, de las tropas de EEUU de las ciudades del país, cuyos habitantes se preparan para celebrar una fecha que consideran histórica.
Más de 120.000 efectivos del Ejército y de las fuerzas de seguridad se han desplegado en Bagdad en el marco de las fuertes medidas impuestas para evitar cualquier ataque terrorista en la nueva era que comienza.
A pesar de esta intensificación de las medidas, al menos diez personas murieron hoy, entre ellas varios policías, y otras ocho resultaron heridas en dos atentados en Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad.
La seguridad es el gran reto para el Ejército y las unidades al servicio del Ministerio del Interior iraquí que a partir del próximo 1 de julio serán los responsables de velar por la seguridad en Bagdad y las demás ciudades del país.
El pasado diciembre, Washington y Bagdad rubricaron un acuerdo de seguridad que estipula la retirada estadounidense de las ciudades antes de julio de 2009 y de todo el territorio iraquí antes de enero de 2012.
Mañana será el último día para que las tropas extranjeras abandonen Bagdad y otras ciudades, tras más de seis años de intensa presencia militar desde Basora, en el extremo sur a orillas del golfo Pérsico, hasta Mosul, en el norte.
El Gobierno iraquí ha declarado mañana día festivo para celebrar la retirada de las tropas estadounidenses.
Patrullas iraquíes, móviles y fijas, se han colocado en varias zonas de la capital, mientras que varios puestos de control se instalaron en cruces e intersecciones, a las órdenes de los ministerios del Interior y Defensa.
Las nuevas medidas, que incluyen el registro de vehículos con equipos de detección de explosivos, han causado grandes problemas de circulación en la capital.
"Todos los miembros del Ejército y la policía están en alerta máxima y todos los permisos han sido cancelados sin excepción", dijo a Efe un portavoz del Ministerio del Interior.
Por las calles de Bagdad se ven hoy vehículos de policía y del Ejército portando banderas del país, globos y otros adornos como muestra de las celebraciones que van a marcar la retirada de las tropas de EEUU de las ciudades.
Una austera ceremonia castrense, en la que únicamente estuvieron presentes responsables militares, se celebró esta tarde en la fuertemente vigilada Zona Verde de Bagdad, que alberga al Gobierno iraquí y la embajada de EEUU entre otras instituciones.
Esta noche, la capital se engalanará para celebrar la retirada de los soldados de EEUU con un festival en el que participarán cantantes, comediantes y otras personalidades del mundo artístico iraquí en el céntrico parque de Zaura.
La retirada de las ciudades de Irak es el inicio de una nueva era en el país después de la invasión del 20 de marzo de 2003 liderada por EEUU.
Uno de los momento destacados se produjo recién entradas las tropas norteamericanas en Bagdad, cuando, el 9 de abril de 2003, un carro de combate de las fuerzas ocupantes derribó la estatua del dictador Sadam Husein (más tarde ejecutado), que estaba erigida en una de las más céntricas plazas de la capital.
"Éste es un paso positivo en la dirección para alcanzar una retirada completa de Estados Unidos del territorio iraquí. Soy optimista con el futuro y vuelta de la soberanía a manos de los iraquíes", dijo a Efe Haider Jaffarm, un funcionario público residente en la capital.
La presencia militar extranjera en Bagdad es vista con amargura por muchos iraquíes por la cantidad de muertos que ha producido en su lucha contra el terrorismo.
"No hay duda de que las retirada de EEUU de nuestras ciudades es un sueño para cada iraquí, pero la pregunta que me hago es a dónde van a ir ahora y si van a respetar el compromiso del acuerdo de seguridad de no tomar parte en operaciones de combate", declaró a Efe el profesor de la Universidad de Bagdad Saad Ibrahim Al Draisi.