Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro de Australia confirma el secuestro de tres australianos y un neozelandés en Nigeria

El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, ha confirmado este jueves que tres de sus compatriotas y un neozelandés residente en Australia han sido secuestrados cerca de la ciudad nigeriana de Calabar.
Los cuatro, trabajadores de la compañía minera Macmahon Holdings, con sede en Perth, se encuentran entre las siete personas que han sido raptadas de una zona de trabajo durante un ataque cerca de la capital del estado de Cross River.
"Hasta este momento, no conocemos la identidad de los secuestradores", ha indicado, según declaraciones recogidas por la cadena australiana ABC. "Es un secuestro muy grave, un asalto criminal muy grave", ha indicado, antes de recalcar que, además de los siete secuestrados ha habido un muerto.
La ministra de Asuntos Exteriores australiana, Julie Bishop, ha indicado que el Gobierno está trabajando con las autoridades nigerianas para conseguir la liberación de los retenidos. Sin embargo, Bishop no ha dado más detalles, dada la naturaleza y sensibilidad del asunto.
La Policía de Nigeria anunció, en un principio, que habían sido tres extranjeros los que habían sido secuestrados por un grupo armado junto a otros dos nigerianos. Su conductor, contra el que dispararon, falleció en el ataque.
El comisario nigeriano Jimó Ozi Obé, que ha añadido que están trabajando con la Marina nigeriana para asegurarse de la liberación de los secuestrados.
Si bien aún ningún grupo ha reivindicado el ataque, el grupo islamista Boko Haram ha estado detrás de muchos de los secuestros en territorio nigeriano. Ozi Obé también ha confirmado que no se ha exigido por el momento ningún rescate.
No es habitual que los secuestros en Nigeria tengan una motivación económica, no obstante y ante esta situación el Gobierno neozelandés, por el momento, ha asegurado que no pagará ningún tipo de rescate.