Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aznar y ex presidentes latinoamericanos respaldan la invocación de la Carta Democrática contra Venezuela

Los ex presidentes que forman parte de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), incluido el español José María Aznar, han respaldado este martes la decisión del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de invocar la Carta Democrática por el quiebre del "orden constitucional" en Venezuela.
Almagro ha convocado una reunión del Consejo Permanente de la OEA entre el 10 y el 20 de junio para debatir la crisis política, económica y social en Venezuela y adoptar las medidas que sean necesarias, sin descartar "ni las más constructivas ni las más severas".
El ex canciller uruguayo se basa en el informe de 132 páginas que la OEA ha difundido este martes sobre la crisis en Venezuela que, en su opinión, "demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo (...) a riesgo de caer en una situación de ilegitimidad".
Los ex presidentes han reclamado "la convocatoria inmediata de un debate ante el Consejo Permanente al que sean convocados tanto el gobierno venezolano como los máximos representantes de la Asamblea Nacional que ha sido objeto de su desconocimiento".
Los firmantes han hecho hincapié en la importancia de la iniciativa de la OEA, dado que la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) "ha hecho pública su adhesión y apoyo irrestricto al Gobierno de Venezuela, y ha cooperado con éste con distintas misiones a fin de desacelerar la legítima protesta democrática, arguyendo la necesidad del diálogo".
No obstante, Aznar y 24 líderes regionales han urgido al diálogo entre Gobierno y oposición, al considerar que es "inexcusable para los demócratas", pero fundado "en la verdad, la justicia y el restablecimiento del Estado de Derecho".
"Por ello exigimos al Gobierno de Venezuela, una vez más, la liberación de los presos políticos, la garantía del derecho del pueblo a su participación democrática mediante referendos y el respeto a las decisiones de la Asamblea Nacional, depositaria de la soberanía popular en toda democracia", han insistido.