Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban advierte de que Siria podría enfrentarse a una guerra civil prolongada que desestabilizaría la región

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha advertido este jueves de que Siria se enfrenta a la posibilidad de una prolongada guerra civil que desestabilizaría la región, por lo que ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para solucionar la crisis del país árabe.
"Nos enfrentamos a la desalentadora posibilidad de una prolongada guerra civil en Siria que destruiría el rico entramado de comunidades locales y afectaría a la estabilidad de la región. No podemos dejar que esta predicción se cumpla", ha dicho Ban en la reunión celebrada este jueves en Teherán.
Así, Ban ha instado a los 15 miembros del Consejo de Seguridad a "usar todos los medios pacíficos contemplados en la Carta de Naciones Unidas para ayudar al pueblo sirio a desarrollar una transición política basada en el diálogo y en el compromiso, no en las balas, las detenciones y las intimidaciones".
Además, el secretario general de la ONU ha aludido a la responsabilidad de las partes en la consecución de la paz. "Las partes deben garantizar la protección a los civiles y cumplir las obligaciones dimanantes del Derecho Internacional urgentemente", ha subrayado.
En concreto, ha considerado que el responsable principal de la violencia en el país es el Gobierno de Bashar al Assad. "Su intransigencia a la hora de cumplir el plan de paz ha sido el mayor obstáculo a cualquier proceso político y ha contribuido a aumentar la desconfianza de la oposición en negociaciones futuras", ha dicho.
Si bien, ha insistido en que la comunidad internacional debe adoptar decisiones. "La negativa del Gobierno sirio a deponer las armas no nos absuelve a los demás de la obligación de actuar, así que os urjo a asumir nuestras responsabilidades colectivas", ha reiterado.
Ban ha puesto como ejemplo la reunión del Grupo de Acción en Siria que se celebró en la ciudad de Ginebra el pasado mes de junio, en la que se condenó enérgicamente la violencia y se propuso crear un gobierno interno en el que no participe nadie que pueda frustrar la transición política.
"Por primera vez, la comunidad internacional fue capaz de acordar una 'hoja de ruta' que puede conducir a la creación de un Estado sirio plural y democrático. Fue un paso importante, una oportunidad única para todos los sirios de tener un futuro mejor", ha recordado, según informa la ONU en un comunicado.